Remedios naturales para el tratamiento de la diabetes

Con estos remedios naturales puedes reducir los niveles de azúcar en sangre, por lo que tu diabetes estará más controlada.


Remedios caseros para el tratamiento de la diabetes

La diabetes es una enfermedad metabólica que afecta la manera en la que nuestro cuerpo usa la glucosa o azúcar en la sangre. De acuerdo con estadísticas de la Federación Internacional de Diabetes, en el año 2014 ya existían alrededor de 387 millones de personas con diabetes en todo el mundo. En este sentido, a continuación te compartimos los mejores remedios naturales para el tratamiento de la diabetes.


Alimentos para el tratamiento de la diabetes

Algunos de los síntomas más comunes de la diabetes incluyen ganas de orinar frecuentes, aumento de sed o hambre, perdida de peso inexplicable, además de fatiga y un lento proceso de curación, incluso infecciones recurrentes. Hay afortunadamente formas naturales que podemos utilizar para el tratamiento de la diabetes y que nombramos a continuación:

Canela

La canela contiene componentes bioactivos que tendrían la capacidad de reducir los niveles de azúcar en la sangre. Una investigación médica concluyó que la canela ofrece beneficios a las personas con diabetes tipo 2. La canela también podría ayudar con el colesterol alto, los triglicéridos y los niveles de glucosa plasmática en ayunas.

Se recomienda tomar 1 a 2 gramos de canela diariamente en forma de té o también espolvorear en la avena, batidos simplemente usarla al cocinar.

Si quieres saber todos los beneficios que nos puede aportar la canela, visita el artículo Beneficios de la canela.


Fenogreco

El Fenogreco son unas semillas que las personas diabéticas deben incluir en su dieta diaria, puesto que son un buen tratamiento de la diabetes. Provienen de una hierba que tiene una actividad hipoglucémica, la cual puede mejorar la tolerancia a la glucosa, además de que también tendría la capacidad de reducir los niveles de azúcar en la sangre. No solo eso, su alto contenido de fibra, ralentiza la absorción de carbohidratos y azucares.

Se recomienda remojar de 1 a 2 cucharadas de semillas de fenogreco en agua durante toda la noche. A la mañana siguiente se debe beber el agua y comer las semillas en ayunas. Esto debe hacerse diariamente.

Puedes conocer todos los beneficios que nos aporta el fenogreco en el artículo Propiedades y beneficios del fenogreco.


Jengibre

El jengibre también es otro de los mejores remedios naturales para el tratamiento de la diabetes. Tiene propiedades antidiabéticas, hipolipidémicas y antioxidantes que son benéficas para controlar los niveles de azúcar en la sangre. No solo eso, el jengibre también tendría la capacidad de mejorar la sensibilidad a la insulina, disminuir la oxidación, además de mejorar los niveles de colesterol en la sangre, incluso te puede ayudar a bajar de peso.

Lo mejor es prepararse una infusión de jengibre y beber 2 o 3 tazas diariamente.

Cúrcuma

En el caso de la Cúrcuma, esta es una especia que tiene la capacidad de controlar el azúcar en la sangre. No solo eso, tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, además de que contribuye con la perdida de peso. También se le reconocen sus propiedades para reducir las complicaciones relacionadas con la enfermedad.

Lectura recomendada: Propiedades y beneficios de la cúrcuma.


Ajo

El ajo es bien conocido por sus múltiples beneficios a la salud, entre ellas su capacidad para mantener niveles saludables de glucosa en la sangre en personas que padecen diabetes. El ajo también contiene compuestos de azufre que en este caso pueden proteger contra el daño oxidativo, así como el colesterol alto.

Se recomienda tomar 2 o 3 dientes de ajo crudos diariamente con el estomago vació.

Si quieres ver todos los beneficios que nos puede aportar el consumo de ajo, te recomiendo la lectura del artículo El ajo y sus propiedades curativas, donde además mostramos algunos remedios caseros con ajo.

Agua de puerro

Para disminuir los niveles de azúcar en sangre podemos consumir un vaso diario de agua de puerro durante diez días.

Para prepararlo solo tenemos que lavar bien un puerro con su raíz hasta retirarle bien toda la tierra y dejarlo bien limpio, cortamos a rodajas (incluida la raíz) y lo añadimos a una olla pequeña. Añadimos agua hasta cubrir el puerro y ponemos a calentar. Cuando comience a hervir, dejamos 10 minutos cocinando y retiramos. Colamos y dejamos enfriar el agua antes de tomarlo.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios