Belleza

Remedios para suavizar los talones resecos

Los mejores remedios naturales para el tratamiento de los talones resecos

Los talones resecos pueden ocasionar agrietamiento y engrosamiento de la piel. Su gravedad puede variar de un simple problema cosmético a un problema incomodo y doloroso. Este problema puede ir acompañado de síntomas como enrojecimiento, picazón, además de descamación de la piel e inflamación.


¿Qué ocasiona los talones resecos y agrietados?

Los talones resecos pueden ser ocasionados por la falta de humedad, un cuidado inadecuado de los pies, además de una dieta poco saludable, incluso permanecer de pie por mucho tiempo sobre superficies duras. También es común que esta condición se origine por el uso de zapatos incorrectos. Y si la persona padece de eccema, callos, psoriasis, enfermedad de la tiroides y la diabetes, la condición puede empeorar.

Los mejores remedios caseros para los talones resecos y agrietados

La buena noticia es que existen muchos remedios naturales para los talones resecos y con grietas, que brindan un alivio y mejoran la apariencia en esta zona de los pies.


Aceite vegetal

El aceite vegetal se puede usar tanto para tratar y prevenir los talones resecos y agrietados. El aceite de oliva, así como el aceite de coco y el aceite de sésamo, son ideales para tratar esta condición, aunque para obtener los mejores resultados se recomienda este remedio antes de ir a la cama para que las propiedades del aceite penetren en la piel y actúen durante toda la noche.

Solo debes remojar tus pies en agua jabonosa y después frotarlos con una piedra pómez. A continuación debes lavar tus pies, secarlos y aplicar aceite vegetal en los talones y plantas de los pies.


Harina de arroz

La harina de arroz es un excelente exfoliante para la piel de los pies y los talones ya que contribuye a la eliminación de la piel muerta. Esto evita que los talones se vuelvan resecos y que se presente el agrietamiento.

Se recomienda mezclar un puño de arroz molido con un poco de miel y vinagre de sidra de manzana. Después de revolver hasta crear una pasta gruesa, se deben remojar los pies en agua tibia por 10 minutos y luego frotar suavemente esta pasta sobre los talones. Repetir varias veces durante la semana.


Lila India

Conocida también como hojas de margosa o neem, la Lila India es otro de los mejores remedios caseros naturales para los talones secos y agrietados. La Lila India tiene propiedades fungicidas y por lo tanto es un excelente remedio que se puede utilizar en casa.

Solo basta aplastar un puñado de hojas de Lila India para hacer una fina pasta y agregar tres cucharadas de polvo de cúrcuma. Esta mezcla se debe aplicar en la zona de los talones y dejar actuar durante media hora. Después hay que secarse los pies con agua tibia.

Zumo de limón

Los limones tienen propiedades ácidas que pueden ser eficaces para el reblandecimiento de la piel áspera y reseca.

Por ello se recomienda remojar los pies entre 10 a 15 minutos en agua tibia con jugo de limón. Se debe evitar el uso de agua caliente ya que esto puede ocasionar más sequedad.

Banana madura

Utilizando este eficaz remedio a diario, puedes tratar y prevenir los talones resecos o agrietados.

Tan sólo tienes que frotar la pulpa de la banana durante 3 minutos sobre la zona afectada y dejar actuar durante otros 10 minutos. Retira con agua tibia y seca con una toalla.

Te puede interesar

Belleza natural impone su moda

Cosas Femeninas

Secretos para exfoliar bien la piel

Cosas Femeninas

Solución para endurecer las uñas

Cosas Femeninas