Remedios caseros para la sequedad nasal

Con estos remedios naturales se consigue lubricar las fosas nasales y eliminar las costras producidas por la sequedad nasal.


Buenos remedios para evitar la sequedad nasal

La nariz no solo te ayuda a la hora de respirar. Hablamos de una parte de nuestro cuerpo de gran importancia a la hora de defendernos de ciertos agentes que causan enfermedades. En su interior se encuentra cubierta por un tejido mucoso que la hidrata todo el tiempo. La mucosa cuenta con unas glándulas de secreción encargadas de humedecer la nariz, envolviendo el polvo y ayudando a su expulsión.

Existen, en ocasiones, casos donde determinadas personas a causa de unos factores pueden sufrir de nariz seca o sequedad en la nariz. En estos casos se agrieta y puede llegar a sangrar.


Motivos por los que se seca la nariz

Son variados, puede ser al usar en exceso aerosoles nasales para ayudar a la limpieza de la congestión nasal. Los enfermos de síndrome de Sjögren pueden tener la membrana nasal, mucosa de los ojos y los tejidos de la boca secos igualmente.

Las mujeres que padecen la menopausia también pueden ver como disminuye el nivel de colágeno, lo que ayuda a que se sequen las mucosas de las fosas nasales, ojos y boca.

Podemos añadir las infecciones respiratorias y la existencia de poca humedad en el aire como factor importante que puede dar lugar a la sequedad nasal. Sufrir rinitis o la presión arterial elevada también puede contribuir a la sequedad de la nariz.


Remedios naturales para la sequedad nasal

Vamos a darte una serie de remedios que pueden ayudarte a mejorar tu problema.

Jengibre para la nariz seca

Para evitar la sequedad solo tienes que poner a calentar un litro de agua, cuando comience a hervir añade dos cucharadas de jengibre (raíz) y deja cocinando durante 10 minutos. Luego retira del fuego e inhala el vapor que desprende.

Mentol y eucalipto para hidratar la nariz

Con este remedio se terminará con la sequedad nasal de forma eficaz, ya que conseguirás que las secreciones nasales salgan mientras las fosas nasales se hidratan, llegando a respirar mucho mejor.

Para hacerlo tienes que poner a calentar medio litro de agua junto con dos cucharadas de eucalipto y otras dos de mentol. Déjalo que hierva durante 10 minutos y retira del fuego. Como en el caso anterior, inhala los vapores que desprende. Para que no se escape el vapor y el remedio sea más efectivo, cubre tu cabeza con una toalla.


Sopa picante para la sequedad nasal

El picante nos puede beneficiar en este caso, aumentando la circulación, despejando las fosas nasales y eliminando las costras resecas.

Por lo tanto, tienes que preparar una sopa picante. Prepara tu sopa de verduras preferida y añádele un poco de guindilla o polvo de pimienta de cayena. Cuanto más picante mejor efecto, pero cuidado, no pongas más picante del que puedas soportar.

Importante: Este remedio es para hacerlo de forma esporádica y no de continuo, ya que el consumo de picante en grandes cantidades puede originar serios problemas estomacales.

Cebolla para lubricar las fosas nasales

Este es un remedio muy sencillo y al mismo tiempo eficaz para terminar con la sequedad nasal.

Coge una cebolla y pícala, acerca la nariz y respira el olor que desprende. Gracias al amoniaco que contienen las cebollas nuestras fosas nasales se lubrican de forma natural, ablandando las costras y facilitando su expulsión. Por esta razón podemos decir que la cebolla es un descongestivo natural muy potente.


Olla neti

Tienes que conseguir una y usarla para la sequedad de la nariz congestionada.

Para ello tienes que añadir agua tibia y una cucharada pequeña de sal marina en esta olla. Una vez hecho esto tienes que inclinar la cabeza sobre el fregadero y verter la solución de agua salada en la nariz congestionada con cuidado. No olvides respirar por la boca. Si lo haces dos veces al día, verás su efectividad.

Aceite de sésamo

Puedes aplicar este tipo de aceite en tus conductos nasales durante unos días y verás cómo tu problema mejora.

Otros remedios para la sequedad nasal

Hidratación

Debes beber mucha cantidad de agua para estar convenientemente hidratado. El agua colabora para que tu piel esté húmeda.

Puedes incluir frutas como las naranjas o la sandía, puesto que tienen gran cantidad de agua. Evita el café, bebidas alcohólicas y los antihistamínicos, que pueden empeorar tu problema.

Gotas de solución salina

Visita tu farmacia y adquiere gotas de solución salina. Pueden usarla tanto niños como adultos. Solo debes aplicar tres o cuatro gotas de agua salina en tus fosas nasales echando tu cabeza hacia atrás. De esta manera tendrás tus conductos nasales húmedos.

Crema hidratante

Puedes aplicarla en la nariz y un poco en el interior de las fosas nasales para el alivio de la sequedad de la piel. Colabora a curar las grietas y a que se reduzca la sensación de ardor.

Hisopo de algodón

Una alternativa es limpiar las fosas nasales humedeciéndolo. Ayuda a eliminar la suciedad en el interior de la nariz.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios