Remedios naturales para el sangrado de las encías

El sangrado de encías es muy habitual, por lo que hemos recopilado los mejores remedios para su tratamiento natural.


Soluciones caseras para el sangrado de las encías

Un problema muy común que nos podemos encontrar en nuestra boca, es la inflamación de las encías, por lo que en muchas ocasiones produce un sangrado de las mismas, causado por la rotura de los vasos sanguíneos.


En algunos casos puede llegar a que las encías lleguen a irritarse, incluso puede estar acompañado de fuertes dolores de encías.

Otro de los casos en los que puede producirse un sangrado de encías, es después del cepillado o el uso del hilo dental.

En cuanto a la inflamación de las encías, puede estar asociado a factores como las infecciones, la gingivitis, deficiencias nutricionales, fumar, sensibilidad extrema o utilizar prótesis dentales.

La buena noticia es que podemos aliviar los síntomas de las encías inflamadas con una buena higiene y con remedios orales naturales.


Remedios para la inflamación y sangrado de las encías

Frío y calor para reducir la inflamación

Para obtener un alivio rápido de la inflamación de las encías y por consiguiente del dolor, solo tienes que hacer lo siguiente:

  1. Sumerge un paño en agua caliente y escurre.
  2. Aplica el paño en la cara sobre la zona dolorida durante 5 minutos.
  3. Seguidamente, en una toalla pequeña envuelve un poco de hielo.
  4. Aplica en la zona dolorida sobre tu cara durante 3 minutos.

Importante: Nunca aplicar sobre la encía directamente, siempre por la zona externa de tu cara. El hielo siempre se ha de envolver con una toalla o tela, puesto que puede quemarnos la piel si lo aplicamos directamente o lo tenemos por más tiempo del indicado.


Agua salada para las encías inflamadas

Otro de los remedios naturales que nos puede servir para el tratamiento de las encías inflamadas es la sal, puesto que previene de las infecciones bucales evitando la reproducción de las bacterias.

Luego de cepillarte los dientes, frota suavemente un poco de sal en las encías durante 5 segundos, enjuaga tu boca con agua tibia.

Si haces esto 3 veces por semana, conseguirás unas encías mucho más sanas y una boca libre de bacterias.


Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno puede reducir los gérmenes que se encuentran en nuestra boca, combatiendo eficazmente ciertos problemas bucales como por ejemplo la inflamación y por lo tanto el dolor de las encías.

Para utilizarlo tienes que mezclar a partes iguales peróxido de hidrógeno al 3% y agua, haz enjuagues en la boca durante 30 segundos, tratando de que el líquido pase perfectamente alrededor de todas las encías.

Otra forma de utilizar el peróxido de hidrógeno para las encías es mezclar una cucharadita de bicarbonato con un poco de peróxido de hidrógeno hasta formar una especie de pasta. Luego cepillar suavemente las encías, dejar actuar durante 60 segundos y enjuagar bien con bastante agua.

Puedes utilizar cualquiera de estos dos tratamientos con peróxido de hidrógeno por 2 o 3 veces semanales hasta que las encías se hayan recuperado completamente.

Cúrcuma

Para evitar el sangrado de las encías también podemos utilizar la cúrcuma como remedio natural, puesto que contiene curcumina, un compuesto con importantes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Tan solo tienes que mezclar ¼ de cucharadita de polvo de cúrcuma con unas gotas de agua hasta formar una especie de pasta. Aplicar con la ayuda del dedo sobre las encías masajeando ligeramente y dejar que actúe durante 5 minutos. Enjuagar con abundante agua tibia.

Puedes hacer este proceso con cúrcuma 2 veces al día durante 2 semanas o hasta que haya desaparecido la inflamación de las encías.

Té negro

Los taninos que contiene el té negro son buenos para el tratamiento de la inflamación de las encías, siendo muy efectivo para mantener una correcta salud bucal.

Utilizaremos el té negro en bolsitas, añadiendo una bolsita a una taza de agua hirviendo durante 2 minutos. Luego retirar la bolsita del agua y cuando se haya enfriado lo suficiente para que no queme, mantener la bolsita dentro de la boca en la zona afectada de las encías durante 15 minutos. Retirar y enjuagar con agua tibia con sal.

Este remedio lo puedes hacer una vez al día durante 4 o 5 días. Notarás una notable mejora de las encías.

Aloe Vera

El gel de aloe vera se utiliza en multitud de remedios caseros, puesto que tiene propiedades muy beneficiosas para nuestra salud, siendo sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas las que nos interesan para curar nuestras encías.

Extrae el gel de aloe vera de una hoja de la planta y frota con el dedo el gel por las encías inflamadas. Masajea suavemente durante 2 minutos y retira mediante enjuague con agua.

Este remedio para evitar el sangrado de encías y su inflamación, lo puedes repetir varias veces durante el día hasta que notes una mejora significativa en las encías.

Ahora ya conoces unos buenos remedios naturales para la inflamación de las encías y para evitar su sangrado.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios