Salud

Remedios caseros para relajar los músculos

Buenos remedios para relajar los músculos

Se dice que el estrés es la enfermedad del siglo XXI. Y es que todos en algún momento de nuestra vida nos encontramos frente a situaciones que nos dañan tanto emocional como físicamente. Uno de los malestares provocados por el estrés más común es la tensión de los músculos.

Claro está, que el estrés no es el único factor que produce dolores musculares originarios del estrés. Las prisas, la mala alimentación, e incluso el mantener una postura incorrecta suelen llevarnos a desarrollar este tipo de aflicciones.

Es por ello, que es de vital importancia para nuestra salud el conocer técnicas para mantener nuestros músculos relajados y sin ningún tipo de tensión.


¿Cómo nos beneficia tener los músculos relajados?

Entre las ventajas que conlleva el poder lograr mantener nuestros músculos relajados y libres de tensión se encuentran:

  • La recuperación de gran parte de la longitud muscular.
  • Facilitamos el drenaje de linfa.
  • Estimulamos la circulación sanguínea
  • Aceleramos el proceso de recuperación muscular.
  • Mejora la coordinación de movimientos
  • Previene sobrecargas
  • Genera sensación de alivio y relajación

La forma más recomendable de aliviar estos dolores es con un masaje. Podemos dejar que alguien más lo haga, o bien hacerlo nosotros mismos. Para lograrlo solo debemos de hacer movimientos circulares en la zona dolorida, haciendo una ligera presión.


Remedios naturales para relajar los músculos

Aceite y alcohol de romero

El romero es un ingrediente con propiedades antiinflamatorias muy eficiente. También resulta útil para prevenir espasmos y calambres musculares. Para usar este remedio basta con masajear la zona afectada con este aceite de romero y cubrirla con un pañuelo empapado en alcohol de romero.

Déjalo actuar por al menos una hora y notarás una sensación de calor mientras el dolor va desvaneciendo.


Infusión de valeriana y pasiflora

Estas plantas son conocidas por sus propiedades des-estresantes. Son también excelentes analgésicos, por lo que los hacen una opción muy acertada para el tratamiento de la tensión muscular.

Aceite esencial de lavanda

Utiliza aceite de lavanda para complementar el masaje en la zona dolorida. Este aceite favorece la circulación y ofrece una sensación de relajación.


Aceite esencial de rábano

Es un conocido remedio para combatir los calambres musculares a la vez que favorece la mejora de las contracturas. Puedes realizar masajes con él o bien añadirlo al agua de un baño cliente.

Infusión de serpol

Esta planta contiene aceites que ayudan a relajar los músculos y aliviar los calambres. Puedes tomar de 2 a 3 tazas al día para aliviar tus músculos

Todo esto lo puedes complementar con una rutina de estiramientos. Cada vez que sientas tensión muscular tómate unos minutos para levantarte y con cuidado realizar movimientos repetitivos en forma de círculos con tus piernas, brazos cadera y cabeza.

Es importante también saber que hay formas de prevenir la tensión muscular. Estas consisten en crear hábitos que nos ayuden a reducir el estrés, tales como cuidar nuestra alimentación, hacer ejercicios donde trabajemos todos nuestros músculos, y tomar tiempo para recuperarnos después de un día largo.

Te puede interesar

Cómo reducir la retención de líquidos de forma natural

Cosas Femeninas

Antibióticos naturales

Cosas Femeninas

Importantes consejos para cuidar tu visión

Cosas Femeninas