Este jarabe reduce el colesterol de forma natural

Reduce el colesterol y desinflama las articulaciones con este jarabe casero

Popularmente conocemos este ingrediente como condimento, antiséptico, e incluso el cine y la cultura popular lo han vuelto la herramienta número uno para combatir vampiros. Estamos hablando por supuesto del ajo. Pero las propiedades curativas de este alimento van mucho más allá.

Es un increíble antibiótico y bactericida que nos ayuda a combatir diferentes tipos de enfermedades y problemas relacionados con la salud.

Se puede consumir por si solo o como condimento, pero además de incluirlo en nuestra dieta diaria, podemos preparar un jarabe que concentre todas las propiedades curativas del ajo. Aquí te enseñamos como hacerlo en 5 sencillos pasos.

Remedio que reduce el colesterol

Ingredientes:

  • 10 dientes de ajo
  • 1 limón
  • 250 ml de agua
  • 500 ml de leche
  • Miel

Procedimiento para hacer el jarabe casero:

  1. Pela los dientes de ajo y picalos.
  2. Coloca en un recipiente los dientes de ajo, el agua y la leche.
  3. Llévalo al fuego y revuelve cada cierto tiempo. Deja que hierva y sigue batiendo.
  4. Cuando se haya reducido a la mitad añade 3 cucharadas de miel de abeja y exprime el limón.
  5. Deja enfriar y guárdalo en la nevera.

Modo de empleo del jarabe casero:

Una cucharada al día es suficiente para mantener nuestra salud constante. Si buscas calmar la tos, reparte de 3 a 4 cucharadas a lo largo del día.

Este jarabe puede llegar a tener un sabor muy fuerte y algo picante, por lo cual podemos rebajar su sabor añadiendo la cucharada a un vaso de agua para después tomarlo. También lo podemos agregar como tónico a nuestro zumo natural de frutas preferido.

Es importante recordar que esta receta no es recomendada para niños menores de tres años, o personas que están bajo algún tratamiento médico.

¿Para qué sirve el jarabe casero?

Este jarabe a base de ajo es un excelente remedio para combatir los síntomas causados por la bronquitis y el asma por sus propiedades vasodilatadoras. También es útil para calmar la tos y el dolor de garganta, ya que las funciones antibacterianas del ajo unidas al poder des-inflamatorio de la miel alivian estos molestos malestares.

Por sus poderes antisépticos es un aliado para el sistema inmunológico. A todo esto le añadimos que este jarabe es un complemento de una dieta sana para reducir los niveles de colesterol de nuestra sangre, reforzando así nuestra salud cardiovascular.

Como medida de prevención, nos ayuda a evitar enfermedades invernales como los resfriados y la gripe, las enfermedades cardíacas y de la sangre, además de prevenir las aftas y otras enfermedades de la boca como la gingivitis.

Si sufrimos problemas en las articulaciones como artritis o artrosis, tomar diariamente este jarabe nos ayudará a calmar los dolores por sus altas propiedades antiinflamatorias y desintoxicantes. Si en cambio, lo que buscamos es dormir tranquilamente, el ajo estimula el sistema nervioso, relajando el cuerpo y ayudando a conciliar el sueño.

Por último pero no menos efectivo, el ajo posee grandes cualidades que ayudan a reforzar la salud digestiva, por lo cual lo podemos utilizar para combatir gases, diarrea o simplemente mejorar nuestro metabolismo.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Te puede interesar

El jabón daña tus partes íntimas

Por qué el jabón daña tus partes íntimas

Descubre por qué el jabón daña tus partes íntimas y cómo puedes sustituirlo para que esto no ocurra. La buena higiene en estas zonas es muy importante.