Motivos para consumir pollo

Razones por las que hay que consumir pollo

Las propiedades nutricionales que están presentes en la carne de pollo son una de las más importantes, principalmente por su valor económico que es bajo, y las fibras cárnicas que tiene son suaves y fáciles de digerir, siendo considerado un alimento básico para el consumo.

La neutralidad de las carnes de pollo le permite ser combinado con diferentes especies y preparar distintos platos, es un tipo de carne rendidora, aparte de que su aporte proteico contiene un promedio un 20% de proteínas, es la carne más baja en contenido de grasas con solo un 9% y sin contenido de carbohidrato apreciable.

Sus grasas son saturadas, con la diferencia de que aportan ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados en muy bajos niveles. Las diferentes piezas en las que se trocea el pollo tienen mayor o menor aporte nutricional. En la pechuga se congregan calcio, fosforo, hierro, zinc magnesio, sodio potasio, así como vitaminas B1,B2, A, B3 y ácido Fólico aportando proteínas, lípidos y minerales, importantes para los que realizan actividades físicas.

Por tener una fibra muscular es de muy fácil digestión. El consumo de pollo es recomendable para las personas por la producción y formación de hormonas y enzimas y para la reparación de los tejidos, por lo que es ampliamente recomendado para los casos de anemias y trastornos gástricos. Los lípidos y ácidos grasos son requeridos para el desarrollo oprimo del cerebro, por lo que es conveniente el consumo en la etapa de gestación.

Al ser fuente de proteína magra, contribuye al crecimiento muscular ayudando a mantener el peso corporal. Al igual que la carne de pavo su alto contenido del aminoácido Triptófano permite dar la sensación de reconfortar, ya que aumenta los niveles de serotonina en el cerebro, lo cual influye directamente en el estado de ánimo, por lo tanto, ayuda a eliminar el estrés y relajando el cuerpo para dormir plácidamente.

El pollo es ideal para ser suministrado en las dietas para los adultos con padecimiento de osteoporosis o artritis, por su contenido proteico ayuda a la lucha contra la pérdida ósea.

Comer pechuga de pollo ayuda al control de los niveles de homocisteina aminoácido causante de enfermedades cardiovasculares. El rendimiento metabólico, tiroides, las hormonas, el metabolismo y la función inmune de nuestro organismo se ven controlados por el contenido de selenio que está presente en la carne de pollo. El retinol, alfa-caroteno y licopeno que se encuentra presente en la carne de pollo son vitales para la salud visual.

Cómo consumir pollo para recibir sus beneficios

Su consumo se debe realizar sin la piel. Se puede comer en cualquier forma. A la plancha, en estofados, rebozados, relleno al horno, al grill, salteado, hervido o en consomé.

Es un alimento que admite cualquier vegetal como acompañante y el sabor de su carne varía un poco dependiendo de su origen, es decir, si es pollo de granja, pollo ecológico o pollo de campo.

Al prepararlo lo importante es hacerlo de la manera más nutritiva y natural, sin invadir con excesos de grasas, y un aporte de cualquier especie será suficiente para lograr un plato exquisito y nutritivo.

Algunas recetas de pollo

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Te puede interesar

Cuál es la cantidad de café que debes tomar al día

Cuál es la cantidad de café que debes tomar al día

¿Sabes cual es la cantidad de café que debes tomar al día?. Descubre qué cantidad de café no es bueno superar diariamente para no tener problemas de salud.