Mascarilla japonesa, el secreto nipón de la juventud

En esta ocasión vamos a enseñarte cómo puedes preparar una efectiva mascarilla facial. Una fantástica mascarilla japonesa.


Cómo hacer una mascarilla japonesa

En los últimos tiempos, las mascarillas japonesas han ganado bastante popularidad debido a su efectividad y su fácil preparación. Algunos atribuyen la fama de estos tratamientos a un ingrediente indispensable y muy utilizado en los países asiáticos: el arroz.

En Asia el arroz no es solo unos de los alimentos predilectos, también es usado para la fabricación de productos de belleza orientados, sobre todo, al cuidado del cutis.


Estos granos aportan grandes beneficios en forma de compuestos que ayudan a la piel, renovándola y acelerando la creación de colágeno, imprescindible para la flexibilidad de los tejidos.

Las mascarillas con arroz le dan un aspecto más joven a la piel gracias a la vitamina B, que aporta más suavidad, hidratación y logra la reducción de arrugas.

Este tipo de preparaciones son muy utilizadas no solo por económicas y de fácil acceso, sino también por la facilidad con la que se realiza la mezcla y por lo sencillo de su aplicación.


Otros beneficios del arroz

El arroz siempre ha sido utilizado en la industria de la belleza como un ingrediente indispensable para cientos de cremas y productos para el cutis.

Su implementación en mascarillas ayuda a regenerar la piel, a eliminar las células muertas, a calmar irritaciones y suprimir marcas y cicatrices producidas por el acné.

Por si fuera poco, el arroz también previene el envejecimiento de los órganos, estimula la circulación sanguínea y ayuda a abrir los poros facilitando la eliminación de impurezas.


La mascarilla japonesa que detiene el reloj

Existen diversas formas de realizar este tipo de mascarillas. Muchos optan por utilizar solo el agua de arroz mientras otros lo agregan en la mezcla. En algunas recetas también se utilizan productos como la leche.

En esta ocasión vamos a mostrarte cómo se puede hacer una fantástica mascarilla japonesa, efectiva y muy sencilla de hacer.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de arroz sin procesar
  • 1/5 de agua destilada
  • 2 cucharadas de aguacate
  • ½ cucharada de miel

Preparación:

Poner el arroz a fuego lento en un recipiente con el agua hasta que suelte el almidón y se cueza. Posteriormente, separar el agua que se obtiene y poner el arroz en un bowl.

Añadir al bowl el aguacate y la miel, y mezclar todo hasta obtener una mezcla consistente.

Esparcir el producto por la cara y dejar actuar durante unos 20 minutos aproximadamente.

Retirar el producto con un algodón, preferiblemente mojado con el agua de arroz que se apartó al inicio. Este proceso de limpieza final funciona como un exfoliante para la piel.


Otros datos de interés

Antes de aplicar la mascarilla es recomendable limpiar el rostro con agua y jabón.

Para obtener resultados en corto tiempo es necesario usar este tipo de mascarillas por lo menos 2 veces al día, por la mañana y por la noche.

Otra forma de aplicar este tratamiento es congelar la mezcla en cubos de hielo y emplearlos para masajes faciales. El agua de arroz que queda de la mezcla puede guardarse en el frigorífico. Es recomendable que no quede almacenada durante más de cuatro días.

Las mascarillas japonesas también pueden aplicarse de manera alterna con los productos o cremas para la piel que se usen habitualmente.

Otras mascarillas que te pueden interesar


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios