Salud

Remedios caseros para aliviar los síntomas del lumbago

Cómo eliminar el lumbago con remedios naturales

El lumbago, es un dolor que se centra en la parte baja de la espalda. Se trata de una dolencia provocada por una inflamación severa de las articulaciones principalmente de la zona lumbar, esta afección suele aparecer en mujeres de más de 40 años de edad, aumentando su intensidad gradualmente.

Dado a que es una problemática incapacitante en algunos casos, es prudente acudir con un médico para obtener un tratamiento específico para cada caso.


Causas y síntomas del lumbago

Espasmos punzantes, tensión y rigidez muscular, son los principales síntomas de un dolor de lumbago que aquejan a muchas personas, incluso hasta inmovilizarlas.

Suele afectar a las personas que pasan muchas horas de pie o aquellas que pasan confinados en una silla largas horas al día. También afecta a los trabajadores que levantan pesadas cargas pues son los principales candidatos a padecerlo.


Remedios caseros para los dolores de lumbago

Además de recibir atención médica, podemos complementar el tratamiento aprovechando la existencia de diversos remedios caseros para perfeccionar la labor de los fármacos.

Aplicación de frío y calor

Uno de los más populares remedios y de los más efectivos para el tratamiento de la lumbalgia es aplicar en la zona adolorida frío y calor.

Para reducir la inflamación lo recomendable es aplicar sobre la zona dolorida una compresa fría o en su defecto, una bolsa de hielo que tenemos que envolver previamente en tela.

Para reducir el dolor y mejorar la circulación, tendremos que aplicar compresas calientes y baños tibios.


Jengibre

Otro de los remedios que ha adquirido más popularidad para tratar los dolores es el jengibre, pues es un antiinflamatorio potente natural que posee propiedades magníficas que pueden ser de ayuda a superar las dolencias.

Añadir a ½ litro de agua hirviendo 2 cucharadas de jengibre y removerlo todo bien. Dejar que repose la mezcla, empapar una gasa y aplicarla directamente en el área afectada procurando dejarlo un buen rato. Repetir el proceso tres veces al día.


Frota la espalda

No subestimemos lo que un buen masaje puede lograr, algunos aceites tales como el de lavanda, pueden ser de ayuda para aliviar los dolores, asegúrate de frotar suavemente la parte superior de los hombros con dirección hacia arriba y abajo. Masajea con más atención las zonas que encuentres más tensas.

Las hojas de repollo

El repollo es muy popular por su efecto antiinflamatorio, que puede ayudar a relajar los músculos y reducir los dolores de lumbalgia.

Se recomienda machacarlas y mezclarlas con un poco de leche, dejar reposar 5 minutos. Luego colocarlas en la zona ajustándolas con una venda por 15 minutos, acto seguido tomar una ducha tibia para reforzar.

A la hora de dormir

Es muy importante que cuides tu postura, pues la forma más adecuada para dormir es sobre la espalda, con las rodillas y la cabeza levantadas ligeramente y la cabeza apoyada cómodamente. No duermas boca abajo porque la columna puede sufrir un desvío.

Para conocer otros remedios puedes visitar el artículo Remedios caseros para el dolor de espalda.

Te puede interesar

Ayuda a prevenir el cáncer con los siguientes consejos

Cosas Femeninas

Batido especial para limpiar el colon

Cosas Femeninas

Remedios caseros para eliminar los hongos en las uñas

Cosas Femeninas