Los peligros de ingerir carne cruda


Peligros de ingerir carne cruda

A pesar de que muchas personas prefieren consumir carne en un término poco cocido, hasta el punto de estar cruda, se ha comprobado que necesita de un estricto control para poder ingerirla de manera segura. Esto se debe a que como proviene de vacas y cerdos, existe un amplio riesgo de contraer las bacterias que portan y así desarrollar enfermedades, por esto no es recomendable ingerir carne cruda.


La Escherichia coli es una de las más conocidas, comúnmente se encuentra en el área digestiva de aquellos animales de sangre caliente, y aunque la mayoría de las variantes no presentan riesgos a la salud de los individuos, es sabido que algunas pueden provocar problemas digestivos e incluso intoxicaciones graves.

También se ha demostrado que estos microorganismos pueden ocasionar la creación de parásitos intestinales, también conocidos como solitarias, las cuales cuando se encuentran en el organismo acarrean diversos síntomas que van disminuyendo la calidad de vida y pueden causar el rápido deterioro de las funciones vitales.


Hace unas semanas se registró en China un caso particular que involucra a este tipo de parásitos. En el país asiático, a un hombre que tenía como costumbre consumir carne cruda se le encontró una saginata que medía aproximadamente seis metros de largo.

La presencia del cuerpo extraño en su organismo, ocasionó que el hombre de 30 años comenzara a sufrir diferentes padecimientos que hicieron que tuviera que someterse a un estricto tratamiento por ingerir carne cruda.


Las preocupaciones del caballero en cuestión, iniciaron después de padecer durante dos años de fuertes dolores en el área del abdomen, vómitos, y además una increíble pérdida de peso sin ninguna explicación ni razón aparente. Después de consultar al médico fue hospitalizado de forma inmediata en el Departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital de Renmin, en Shiyan, China, donde después de varios estudios le fue diagnosticado un parásito en su intestino delgado.

Los médicos observaron la presencia de una oncosfera en su muestra de heces y realizaron minuciosos exámenes bajo el microscopio, igualmente tomaron nota del hecho de que en su dieta se incluía carne cruda con frecuencia, el parásito alojado en su intestino fue identificado como una tenia bovina, la cual ingresa al organismo a través de los alimentos, especialmente la carne cruda.


Cuando ingresan al intestino delgado, este tipo de patógenos se adhieren a las paredes de este órgano y si las condiciones son las apropiadas, pueden crecer durante muchos años, lo que genera diversas molestias intestinales. El parasito abandonó el cuerpo del hombre después de un tratamiento doloroso y bastante complicado.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios