Jugo de alfalfa para la artritis

Con este jugo puedes aliviar los síntomas de la artritis de forma totalmente natural, pues el ingrediente principal es la alfalfa.


Cómo preparar un jugo de alfalfa para la artritis

La artritis es una enfermedad degenerativa que padecen muchas personas y que puede provocar una severa deformidad e incluso la invalidez. No hay una cura a base de medicamentos que puedan erradicar esta enfermedad, pero si que existen algunos remedios naturales para combatir la artritis y aliviar dentro de lo que cabe el dolor que esta enfermedad produce a las personas.


La artritis y sus síntomas

La artritis afecta sobretodo a las articulaciones del cuerpo humano, se puede catalogar o diagnosticar en varios tipos de artritis, aunque todos tienen en común la reducción del movimiento muscular, dolores que suelen ser agudos en las áreas afectadas y además la aparición de inflamaciones.

Uno de los tipos de artritis más populares es la artritis reumatoide, el cual se caracteriza por la pérdida del tejido de las articulaciones, provocando importantes inflamaciones alrededor del tejido y la articulación en cuestión, dando lugar a dolores intensos e incluso deformaciones articulares.


Jugo de alfalfa para prevenir la artritis

La alfalfa contienen grandes cantidades de flavonoides, silicio, clorofila, calcio, manganeso, magnesio y vitaminas que favorecen la prevención de la artritis y la disminución de sus efectos.

Para el alivio de las inflamaciones producidas por la artritis, es importante la purificación de la sangre. Esto lo podemos conseguir gracias a la clorofila que nos aporta el jugo de alfalfa, además para una buena salud articular son necesarias ciertas proteínas que se pueden encontrar en la alfalfa.


Para la elaboración del jugo de alfalfa necesitamos brotes tiernos, de los que ya tienen su color verde, ya que son los que más beneficios nos pueden aportar. Podemos conseguirlos en tiendas especializadas, aunque lo más recomendable es su cultivo casero.

Si deseamos cultivarlo en nuestro hogar, tenemos que comprar un sobre de semillas de alfalfa y lo sembraremos en macetas o en frascos. El proceso es muy sencillo y podemos hacer una producción continua de alfalfa, con lo que nuestro tratamiento para la prevención de la artritis puede ser continuado.

Receta del jugo de alfalfa para la artritis

Ingredientes:

  • 1 puñado de alfafa
  • 1 vaso de agua

Preparación:

  1. Lavar bien la alfafa.
  2. Poner la alfalfa y el agua en la licuadora.
  3. Licuar
  4. Colar con la ayuda de un colador.

Ahora que ya sabes hacer un buen jugo de alfalfa para la artrosis, te recomiendo que visites el artículo Dieta para la artritis y artrosis, donde encontrarás unos buenos consejos de alimentación para el tratamiento de la artrosis.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios