Cómo fabricar jabón de aceite de oliva

Cómo hacer jabón de aceite de oliva para cuidar la piel

Uno de los aspectos más importantes que hoy en día se tienen en cuenta en diferentes ámbitos, es la repercusión medio ambiental. Por ello la fabricación de productos como los jabones, implica el tener muy presente este factor.

La mayoría de los jabones de tipo industrial, no contemplan esto y por ello, sus componentes químicos incluyendo los perfumes artificiales que se emplean en su elaboración, perjudican no solamente al hábitat natural de nuestras aguas, sino que acaban repercutiendo negativamente sobre el ser humano, dañando el ph de la piel y haciéndonos cada vez más sensibles a estos productos.

En la elaboración de jabones biodegradables, se nos ofrecen varios aspectos positivos como son la garantía de una presentación exenta de pvc y respecto a la actuación en nuestra piel, es que es mucho más cremoso el producto, gracias a su composición en glicerina, que nos aporta una mayor hidratación de la piel, dejándola mucho más suave.

Cómo fabricar en casa un jabón de aceite de oliva

El jabón de aceite de oliva, es uno de los jabones que reúne estas beneficiosas cualidades, os vamos a explicar cómo prepararlo en casa fácilmente.

Ingredientes:

  • 1 litro de aceite de oliva virgen extra
  • 130 gr de sosa cáustica
  • 300 ml de agua destilada
  • 30 gr de aceite esencial de bergamota

Utensilios que se necesitan:

  • Moldes de silicona
  • Una cuchara de madera
  • Un bol de cristal

Cómo preparar el jabón de aceite de oliva:

La sosa caústica es un producto que hay que emplear con mucha precaución, tienes que saber que no se debe dejar cerca de niños o animales, no lo debes manipular sin guantes ya que es irritante y debes de protegerte de no salpicar sobre los ojos. Utiliza mascarillas y gafas por los vapores y usa recipientes que luego puedas desechar.

  1. Lo primero que vamos a hacer es verter el aceite en un recipiente de cristal y lo calentamos al baño maría hasta que alcance los 45º C. Y mientras prepararemos la sosa caústica.
  2. Una vez calculado el peso de la sosa caústica, 130 gr, lo vamos agregando a los 300 ml del agua lentamente, en este orden, lo vamos removiendo con un palo de madera, comprobamos con un termómetro de cocina que la temperatura sube a los 80º C y lo dejemos enfriar hasta que alcance los 45 º C.
  3. Ahora agregamos al aceite, la mezcla del agua de una sola vez, pues ambos tendrán la misma temperatura, removemos hasta que vaya espesando, empleando una batidora, cuando lo veamos que ya espesa, añadimos el aceite esencial de bergamota, removemos manualmente pues sino se nos espesaría rápidamente.
  4. Vertemos esta mezcla dentro de los moldes de silicona para facilitar al desmoldarlo y lo dejamos reposar durante 48 horas.
  5. Pasado el tiempo lo desmoldamos y ya lo tenemos listo para usar, es conveniente que no lo dejemos en remojo, pues es más propenso a estropearse.

Disfruta de los beneficios de este jabón de aceite de oliva, libre de agentes químicos y que te dejará la piel muy suave y tersa.

Otros artículos que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Te puede interesar

Cómo hacer unas mascarillas para blanquear la piel

Mascarillas para blanquear la piel

En esta ocasión vamos a compartir unos remedios naturales para blanquear la piel. Mascarillas hechas a base de limón para aclarar la piel.