Salud

Incontinencia urinaria en la mujer, ¿cómo hacer frente a este problema?

Incontinencia urinaria en la mujer

La incontinencia urinaria en la mujer es la perdida de control de la vejiga, que como resultado provoca la perdida accidental de la orina. Es una condición muy molesta e incomoda, además que muchas mujeres pueden experimentarla simplemente con toser o al correr, que en estos casos recibe el nombre de “incontinencia de esfuerzo”. A continuación te hablamos un poco más acerca del tema y lo que puedes hacer para evitarla o lidiar con este problema.


Síntomas de la incontinencia urinaria en mujeres

Muchas mujeres experimentan síntomas como la incapacidad para permanecer de pie o caminar lentamente y que les impide llegar a tiempo al baño. Esta condición puede ser molesta e incluso debilitante y para algunas mujeres la vergüenza puede resultar en la imposibilidad de disfrutar de muchas actividades físicas como el ejercicio o los paseos con las amigas.

Hay que decir que aquellas mujeres que son inactivas, son más propensas a ser obesas y la obesidad a su vez, incrementa las posibilidades de desarrollar diabetes y otros problemas relacionados con su salud. Peor aun, la incontinencia urinaria puede ocasionar angustia emocional, pero a pesar del panorama desalentador, es una condición que a menudo se puede controlar.


¿Qué ocasiona la incontinencia urinaria en mujeres?

Incontinencia urinaria

La incontinencia se produce cuando el cerebro no se comunica correctamente con la vejiga, de tal manera que los esfinteres no aprientan con suficiente fuerza. El musculo de la vejiga se puede contraer demasiado o no lo suficiente debido a un problema con el musculo o en los nervios que controlan los músculos de la vejiga.

Un daño en los músculos del esfinter o los nervios que controlan estos músculos, puede derivar en un mal funcionamiento del esfinter.

Factores de riesgo

Una mujer puede nacer con diferentes factores de riesgo que básicamente incrementan sus posibilidades de desarrollar incontinencia urinaria, incluyendo:

  • Defectos de nacimiento como problemas en el desarrollo de las vías urinarias.
  • La genética; es decir, es más probable que una mujer padezca incontinencia urinaria si otras mujeres en su familia ya la han padecido antes.
  • Las mujeres de raza caucásica son más propensas a ser afectadas por esta condición en comparación con las hispanas, latinas, asiáticas, afroamericanas.

Hay que dejar en claro que la incontinencia urinaria no es una enfermedad. De hecho puede ser un síntoma de determinadas condiciones o incluso el resultado de ciertos eventos durante la vida de la mujer. Estas condiciones o eventos pueden incrementar las posibilidades de que una mujer desarrolle la incontinencia urinaria como por ejemplo:

  • El parto
  • La tos crónica de larga duración
  • La menopausia
  • Problemas neurológicos
  • Disminución de la actividad física
  • Prolapso de los órganos pélvicos
  • Obesidad

¿Cómo hacer frente a la incontinencia urinaria?

Incluso después de un tratamiento, algunas mujeres todavía pueden experimentar pequeñas perdidas de orina de vez en cuando. Para estos casos existen ciertos productos que se pueden utilizar para hacer frente a la incontinencia urinaria como por ejemplo:

  • Toallas sanitarias
  • Pañales para adultos
  • Ropa interior a prueba de agua
  • Almohadillas desechables
  • Limpiadores y cremas especiales para la piel
  • Pastillas desodorantes para la orina

En este artículo ¿Qué son los ejercicios de Kegel y por qué debes hacerlos?, encontrarás unos ejercicios que podemos hacer para controlar la incontinencia urinaria.

Guardar

Te puede interesar

Cosas que producen gases en las mujeres y cómo evitarlas

Cosas Femeninas

¿Qué es la mastitis?, ¿cuáles son sus síntomas y factores de riesgo?

Cosas Femeninas

¿Cómo se relacionan los síntomas del asma y tu menstruación?

Cosas Femeninas