Que no debemos hacer cuando los hijos no obedecen

Fallos que cometemos los padres cuando nuestros hijos no obedecen

Es verdad que nadie nos enseña a ser padres. No es una tarea sencilla, y hasta los padres más experimentados comenten errores. Y por esta misma razón hay veces que nos olvidamos que más importante que reprender a nuestros hijos debemos ser un ejemplo para ellos.

A final de cuentas ellos son un reflejo de nosotros, y todas nuestras actitudes tanto buenas como malas serán imitadas. A continuación te presentamos una lista de algunos de los errores más comunes que cometen los padres y cómo actuar para no cometerlos.

Fallos que cometemos cuando los hijos no obedecen

Decir ¡Aquí mando yo!

Es verdad que nosotros como padres somos una figura de autoridad. Pero pensar que si nuestros hijos se comportan de una manera inadecuada es señal de que están atentando contra nuestra autoridad o desafiando nuestro mando es un error que no podemos dejar de lado.

Los niños son más listos de lo que pensamos, y al hablar con ellos y explicarles las razones de por qué no deben hacer rabietas o desobedecer una orden lograremos que ellos comprendan la manera en que deben de actuar.

Ponerse a la altura de los niños

Muchas veces a causa del estrés y la ansiedad no sabemos cómo reaccionar ante una rabieta de nuestros hijos y comenzamos a gritar esperando que así ellos dejen de hacerlo. Si en lugar de guardar compostura comenzamos a levantar la voz y a vernos visiblemente enojados solo estaremos generando más sentimientos de frustración, rabia y enfado en nuestros pequeños.

En lugar de atacarlos debemos buscar la forma de comprenderlos mientras mantenemos la calma, de esta forma ellos entenderán que la autoridad recae en los padres y poco a poco irán aliviando su estrés.

No respetar las reglas

Nosotros como padres somos quienes establecemos las reglas a la vez que somos los encargados de que se cumplan, de lo contrario los niños aprenderán que hay formas en que pueden manipularnos para conseguir lo que quieren, a la vez que no desarrollan un respeto por las normas.

Supongamos que establecemos un horario de dormir a cierta hora, pero nuestro hijo nos hace una rabieta para quedarse hasta más tarde para poder ver un programa de televisión. Si nosotros cedemos el niño aprenderá que puede conseguir lo que quiera con una rabieta.

Negar lo evidente

Dejar pasar por alto malos comportamientos por temor a afectar la autoestima de nuestros pequeños a la larga solo traerá malas consecuencias. El verdadero afecto es aquel que con amor y tranquilidad les explica a los niños el por qué de las cosas.

Mantenernos indiferentes simplemente hará que nuestro hijo no se sienta importante y bajar su autoestima a la larga.

Decir ¡Yo lo puedo hacer porque soy tu padre!

Esta frase solo causa mucha confusión a nuestros hijos ya que no encuentran una relación con lo que escuchan y lo que ven.

Cuando establecemos una norma todos los miembros de la casa deben cumplirla, de esta manera uno será coherente entre lo que dice y hace, a la vez que funge como un buen ejemplo para los más pequeños.

Ahora que ya sabes corregir ciertos errores que cometemos a la hora de educar a nuestros hijos, te recomiendo la lectura del artículo Lo importante que es pedir perdón cuando nos equivocamos con nuestros hijos, donde te muestro la importancia que tiene saber pedirles perdón cuando nos hemos equivocado con ellos.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Te puede interesar

Como pedir perdón a nuestros hijos

Lo importante que es pedir perdón cuando nos equivocamos con nuestros hijos

Si te preocupa la educación de tus hijos, tienes que ver este artículo y comprender la importancia de pedirles perdón cuando nos equivocamos.