Salud

Remedios naturales para la falta de concentración

Cómo remediar la falta de concentración

Por naturaleza propia es que el trabajo mental no para en todo el día, ni en la noche, ni en vacaciones. Es como un súper mega ordenador con inteligencia universal que a la vez de cumplir con sus funciones vitales debe concentrarnos para hacer bien nuestro trabajo, realizar una actividad o estudiar, y para esos momentos donde flaquea podemos recurrir a remedios naturales para la falta de concentración.

Nuestro cerebro es un complejo órgano encargado de mandar las órdenes a cada una de nuestras células para el mejor funcionamiento de nuestro cuerpo. Encima tiene que lidiar con los problemas cotidianos, y muchos factores físicos y mentales pueden repercutir negativamente en la concentración como lo es el estrés y la preocupación, no lograr un buen descanso, o una mala alimentación, entre algunos de los motivos más comunes.


Remedios caseros para la falta de concentración

Infusiones y zumos

Ya he hablado en anteriores ocasiones de la raíz de ginseng, de origen asiático, su poder es vitalidad pura y es cuestión de comenzar a consumirla para notar cómo nos llenamos de energía y nuestra mente está concentrada al 100%.

Para estudiar o mantenerte activo si sabes que se vienen días duros de trabajo, a combatirlo con ginseng que podremos agregarlo a zumos o yogur para sumarlo de forma natural a nuestra rutina. Lo mismo para la maca.

Zumos de arándanos, semillas de chía, té verde y el orégano favorecen el riego sanguíneo que influye directamente en el funcionamiento de nuestro cerebro. Consumir elementos naturales ricos en antioxidantes potencia nuestra memoria, como la soja (no transgénica), o la guaraná.


Descansar mejor

Si la falta de concentración está relacionada con la falta de sueño entonces lo mejor son las infusiones con diferentes hierbas como la tila o flor de tilo, la manzanilla, o valeriana que también calmará ansiedad o nerviosismo.

Hay aceites esenciales que también activan agentes relajantes como lo es el aceite de lavanda, con unas gotas directamente en la almohada ya lograremos armonía con aromaterapia.


Alimentación sana

En cuanto a la alimentación debemos consumir cereales integrales que promueven en el cerebro un mejor descanso, ciruelas y dátiles, nueces y casi todos los frutos secos ayudan en la concentración y memoria, pollo hervido o al vapor nos ayuda a pensar rápidamente, los huevos concentran y mejoran la memoria a largo plazo, el aceite de oliva y aguacate nos ponen más atentos y focalizados, y los lácteos desnatados aportan energía cerebral.


Hacer ejercicio

Hacer actividad física también oxigena nuestro cerebro y nos deja pensar con claridad. Hacer ejercicios que requieran del trabajo mental, realizar descanso entre actividad y actividad o escuchar música que nos guste también nos distiende lo que da lugar a no agobiarnos.

Los remedios naturales para la falta de concentración más recomendados son los que ayudan a relajar y a lograr un buen descanso, y los que activan y nos llenan de energía.

También podemos consultar con nuestro médico e ingerir suplementos en comprimidos, pero no olvidemos que en la naturaleza podemos encontrar todo lo necesario para recuperar fuerzas cuando sentimos que nos despistamos fácilmente.

Te puede interesar

Cómo aliviar el dolor de las piernas

Cosas Femeninas

Remedios caseros para eliminar el dolor en las articulaciones

Cosas Femeninas

Incontinencia urinaria en la mujer, ¿cómo hacer frente a este problema?

Cosas Femeninas