Embarazo y lactancia en mujeres con VIH

Embarazo, parto y lactancia en mujeres con VIH

En esta ocasión te queremos hablar sobre un tema de salud muy importante para las mujeres que son portadoras del virus VIH y que además atraviesan la etapa del embarazo. Hay muchas interrogantes respecto la forma en que se transmite el virus al bebé, si es posible evitar la transmisión o incluso saber si se tiene VIH.

¿Cómo se trasmite el VIH de la madre al bebé?

Si eres una de las mujeres con VIH y estás embarazada, este virus en la sangre puede pasar al cuerpo de tu bebé. Esto es más probable que suceda alrededor de las últimas semanas de tu embarazo, durante la labor del parto o durante el nacimiento.

Amamantar a tu bebé es igualmente una forma de transmitir el virus del VIH debido que el virus se encuentra en la leche materna.

También se sabe que existe una posibilidad de 15 a 45% de transmitir el VIH al bebé cuando ninguno de los dos han tomado un tratamiento para este virus.

¿Cómo saber si tengo VIH?

Durante tu embarazo es fundamental que acudas a tus citas prenatales ya que es ahí donde puedes obtener una prueba para saber si tienes VIH. De hecho lo usual es que se te ofrezca una prueba en tu primera cita. En caso de que el resultado sea positivo, se te recomendará que inicies con el tratamiento lo más pronto posible. Del mismo modo tendrás que hacerte una prueba a partir de las 28 semanas de tu embarazo.

Si durante tu embarazo o la etapa de lactancia consideras que has estado expuesta al VIH, los médicos te pueden recomendar tomar un “tratamiento después de exposición”. Este tratamiento lo debes tomar dentro de 72 horas y tiene la finalidad de impedir que el virus se establezca en tu cuerpo y que lo puedas transmitir a tu bebé.

¿Cómo puedo evitar transmitir el VIH a mi bebé?

Si al volver a realizarte la prueba de VIH, esta resulta nuevamente positiva, existen varias cosas que puedes hacer para evitar o reducir el riesgo de transmisión de VIH a tu bebé.

  • Tomar un tratamiento para proteger al bebé. Al tomar el tratamiento correctamente puedes reducir el riesgo de que tu bebé nazca con VIH a menos del 1%
  • Proteger al bebé durante el parto. Al tomar el tratamiento correctamente, disminuyes la cantidad de VIH en tu cuerpo al punto que el virus es “indetectable”. Esto significa que puedes optar por un parto vaginal normal debido a que el riesgo de transmisión es muy pequeño.
  • Proteger al bebé durante la lactancia. La leche materna contiene el VIH, por lo tanto siempre que sea posible es recomendable darle formula a tu bebé en lugar de amamantar.

¿Cómo saber si mi bebé tiene VIH?

Una vez que tu bebé ha nacido, se le realiza una prueba de VIH y posteriormente cuatro o seis semanas más tarde. En caso de que el resultado de la prueba sea negativo, tu bebé debe ser analizado nuevamente a los 18 meses o cuando haya finalizado la etapa de lactancia. Si cualquiera de las pruebas es positivas, se debe comenzar de inmediato con el tratamiento

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Te puede interesar

Cómo bajar de peso de forma saludable después del parto

Bajar de peso de forma saludable después del parto

Para volver a situarte en tu peso ideal después del parto, es importante que sigas una serie de consejos que te detallamos en este artículo.