Remedios naturales para eliminar líquido en la rodilla

Descubre cómo eliminar el líquido de la rodilla y esos terribles dolores con cualquiera de estos remedios caseros.


El dolor e inflamación de las rodillas puede derivarse por enfermedades de la articulación o del hueso tales como desgastes prematuros o traumatismos. Cuando la rodilla se inflama e incrementa la temperatura se produce una condición de derrame articular cuya característica es acumular el líquido sinovial por lo que su acumulación excesiva aumenta la inflamación y es bastante doloroso.

Afortunadamente hay algunos ingredientes naturales con propiedades poderosas que aceleran su recuperación y que podemos preparar fácilmente para combatir este problema.


Cómo eliminar el líquido en la rodilla

Tratamiento de semilla de aguacate y aloe vera

Este es un tratamiento con semilla de aguacate mezclado con aloe vera siendo un producto de aplicación tópica que cuenta con propiedades antiinflamatorias y calmantes que después de ser aplicado mejora notablemente la circulación en las rodillas para controlar la hinchazón.

Para prepararlo necesitaremos:

  • 1 semilla de aguacate
  • 1 cucharada sopera de miel de abejas (equivale a 25 g)
  • 3 cucharadas soperas de aloe vera (equivale a 45 g)

Cómo prepararlo:

  1. Retirar la semilla del aguacate y triturarla hasta que se obtenga un polvo.
  2. Ya que se haya conseguido, mezclar con la cucharada de miel y la pulpa de aloe vera.
  3. Ya que se obtenga una mezcla homogénea y espesa, frotarla sobre las rodillas dando suaves masajes.
  4. Dejar reposar para que se absorba durante media hora y después enjuagar.

Este remedio se tiene que aplicar durante tres veces por semana para obtener los resultados deseados.


Té de jengibre con cúrcuma

Combinar la cúrcuma con el jengibre nos dará un remedio poderoso, diurético y antiinflamatorio que, tras asimilarse, contribuye a calmar los dolores que se ocasionan por el exceso de líquido. Sus componentes reducen la producción de dos enzimas que incrementan el nivel inflamatorio y controlan el desgaste.

Estos son los ingredientes que necesitaremos:

  • ½ cucharadita pequeña de jengibre en polvo (2 g)
  • 2 cucharadas de miel de abejas (50 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo (2 g)

Así se prepara y se utiliza:

  1. Poner a hervir las tazas de agua y cuando lleguen a punto de ebullición, incorporarles el jengibre y la cúrcuma en polvo.
  2. Disminuye el fuego y deja que se concentre la mezcla por dos minutos más.
  3. Pasa a través de un colador el líquido, endúlzalo con miel de abejas y divídelo para ingerir en dos o tres tomas por día.

Este remedio se puede tomar una vez por la mañana en ayunas para que tenga más efecto, luego una toma más 30 minutos antes de la comida y otra 30 minutos antes de la cena. No se debe tomar más de 7 días seguidos. Para repetir el tratamiento dejar pasar por lo menos un mes.


Tratamiento de aceite de oliva y ajo

Tanto el ajo como el aceite de oliva son aliados excelentes contra la inflamación por retención de líquido. Sus compuestos activos frenan esta condición y activan la circulación para otorgar alivio a la rodilla afectada.

Ingredientes:

  • ½ taza de aceite de oliva (equivale a 100 g)
  • 8 dientes de ajo

Preparación:

  1. Rebanar los dientes de ajo en delgadas láminas y verterlos en un recipiente de cristal.
  2. Añade el aceite de oliva cubriendo completamente todos los ajos.
  3. Dejar que se maceren una semana y al pasar ese tiempo, consumir una cucharada todos los días en ayunas.
  4. Se puede tomar opcionalmente, una cantidad de producto y colocarla en el microondas, calentar y aplicar directo sobre las rodillas.
  5. Usar este remedio tres veces por semana.

Compresas empapadas con infusión de salvia

Un remedio que resulta sumamente antiinflamatorio y calmante para sanar esta afección en las rodillas en muy poco tiempo, consiste en preparar una infusión de salvia y aplicar compresas sobre la rodilla pues esta maravillosa planta reactiva la circulación en el área afectada y de paso, promover la expulsión del líquido que se ha acumulado.

Ingredientes que necesitamos:

  • 1 taza de agua (equivale a 250 ml)
  • 3 cucharadas de salvia (equivale a 30 g)

Cómo prepararlo:

  1. Agregar a la taza de agua hirviendo las cucharadas de salvia.
  2. Una vez que esté la infusión, aplica directo con una compresa sobre la rodilla afectada dejando actuar por 20 minutos.
  3. Repetir cada noche antes de dormir.

No olvides compartir y comentar!!


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios