Remedios para eliminar callos y durezas de los pies

En esta ocasión vamos a mostrarte unos efectivos remedios naturales que puedes utilizar para tener unos pies perfectamente hidratados y con una piel suave y cuidada.


Cómo eliminar callos y durezas de los pies

Una de las partes de nuestro cuerpo que también necesita un cuidado especial son nuestros pies, ya que los exponemos a un desgaste diario al caminar y a veces por la utilización de un calzado poco adecuado, produciéndoles callos y durezas que hay que tratar para tenerlos siempre suaves y bien hidratados.

También es necesario el cuidado de los pies porque es otra de las partes del cuerpo que lucimos, por ejemplo en verano con calzados o simplemente cuando vamos a la playa. Por esta razón y para que las durezas y callos de los pies no se conviertan en problemas mayores, tenemos que dedicarles un especial cuidado. Así que en esta ocasión vamos a mostrarte cómo eliminar callos y durezas de los pies.


Trucos para eliminar callos y durezas de los pies

Aceite de oliva con cebolla

Esta es un buen remedio para deshacernos de las durezas que podamos tener en nuestros pies, y a la vez, hidratarlos correctamente con productos naturales que no presentan ningún efecto secundario.

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • Media cebolla

Preparación:

  1. Rallamos la media cebolla y lo añadimos en un recipiente.
  2. Añadimos el aceite de oliva.
  3. Removemos bien hasta conseguir que todo esté bien mezclado.

Aplicación:

  1. Aplicaremos esta mezcla por toda la zona donde se encuentren las durezas de los pies, sobretodo por la plata y talones.
  2. Cubrimos los pies con unos calcetines.
  3. Dejamos que la mezcla actúe durante toda la noche. Procurando poner un protector en la cama para no ensuciar el colchón.
  4. Al día siguiente lavaremos los pies con abundante agua tibia.

Aceite de coco con leche de vaca

Ingredientes:

  • Medio vaso de leche en polvo
  • 10 cucharadas de aceite de coco

Preparación:

  1. En un recipiente ponemos la leche en polvo.
  2. Añadimos el aceite de coco.
  3. Mezclamos bien los dos ingredientes.

Aplicación:

  1. Ponemos la mezcla resultante en nuestros pies mediante un pequeño masaje.
  2. Dejamos que la mezcla actúe durante 30 minutos con los pies descalzos.
  3. Lavamos bien los pies con agua tibia.
  4. Para mejores resultados, después de hacer los pasos anteriores, ponemos en un recipiente abundante agua y le añadimos sal.
  5. Sumergimos los pies en la mezcla de agua con sal durante 12 minutos.
  6. Sacamos los pies del agua y secamos bien con una toalla.

Un bañó relajante para nuestros pies

Ingredientes:

  • Agua tibia
  • Vinagre
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • Sal

Preparación:

  1. En un recipiente para meter los pies añadimos abundante agua tibia.
  2. Añadimos un buen chorro de vinagre, el bicarbonato y 3 o 4 pizcas de sal.
  3. Mezclamos bien.

Aplicación:

  1. Introducimos nuestros pies en la mezcla durante 15 minutos.
  2. Sacamos los pies y con una toalla los secamos bien.
  3. Para conseguir mejores resultados, este proceso lo podemos hacer por la noche antes de acostarnos, y una vez con los pies bien secos, aplicamos un podo de aceite de oliva a nuestros pies, dando un masaje durante unos minutos con las dos manos.
  4. Nos ponemos unos calcetines y dormimos con ellos puestos.
  5. A la mañana siguiente, lavamos los pies con agua tibia para retirar bien el aceite.

Miel y manteca de Karité

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de miel de abeja
  • 5 cucharadas de manteca de Karité

Preparación y aplicación:

  1. Mezclamos bien los ingredientes en un recipiente.
  2. Aplicamos esta mezcla a nuestros pies.
  3. Dejamos que actúe durante 20 minutos.
  4. Lavamos nuestros pies con agua tibia para retirar la mezcla.

Vaselina con aceite de almendras

Otro remedio que es bueno para eliminar callos y durezas de los pies, ya que a la vez que ablanda la piel, nos dejará los pies completamente hidratados.

Ingredientes:

  • Vaselina
  • Aceite de almendras

Preparación y aplicación:

  1. Primero damos un masaje a nuestros pies con un poco de vaselina.
  2. Luego nos damos otro masaje con un poco de aceite de almendras.
  3. Nos ponemos unos calcetines y dormimos con ellos puestos durante toda la noche.
  4. Al día siguiente lavamos nuestros pies con agua tibia para retirar los productos. Si es necesario pasaremos una piedra pómez por las durezas y callos de los pies.

Estos remedios para eliminar callos y durezas de los pies, es recomendable utilizarlos siempre por la noche antes de irnos a dormir, pues durante la noche irán ablandando las durezas y al mismo tiempo nuestros pies se nutrirán, obteniendo una piel suave e hidratada.

Si quieres más información sobre remedios para otras dolencias en los pies, puedes leer el artículo Olvídate de los hongos en los pies con estos 7 remedios caseros, donde encontrarás valiosos remedios efectivos para eliminar los hongos, o también puedes visitar el artículo Cómo tratar las ampollas en los pies, donde te mostramos cómo tratar las ampollas y las llagas en los pies con buenos remedios que puedes preparar en tu casa.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

15.3k shares

Comentarios

comentarios