Cómo superar el efecto rebote de las dietas


Efecto rebote de las dietas

Quizá te has sentido culpable o avergonzada porque después de haber logrado perder peso lo vuelves a recuperar tras dejar un régimen alimenticio. Pero no hay nada por qué sentirse mal, a un elevado porcentaje de personas le pasa, no son los únicos, ni serán los últimos.

Investigaciones revelan que las personas tienden a recuperar el peso total o algunos kilos de lo que habían perdido bien sea a largo o corto plazo y algunos expertos lo califican como un proceso natural.


Consejos para el efecto rebote de las dietas

A pesar de que la gente sufre baja autoestima, depresión y vergüenza cuando esto les ocurre, y puede resultar difícil salir adelante, no es imposible y quien se lo propone lo supera.

Si esto llegara a pasarte lo primero que debes hacer es tomar conciencia del fallo, determinar los errores y corregirlos. Al darte cuenta que te estás excediendo en algunas comidas, debes retomar el control y disminuir o moderar la ingesta, bien sea con un nuevo plan alimenticio o continuar con el que ya había funcionado.

Al ver que poco a poco vas perdiendo peso te sentirás más motivada a seguir con la dieta.

Se debe tomar en cuenta además si la segunda vez se tiene menos peso que al principio, pues en ese caso se necesitan menos calorías y en la segunda oportunidad no se adelgaza tan rápido, hay que añadir también ejercicio físico para acelerar el proceso.


Especialistas recomiendan que las dietas no deben ser privativas de alimentos y consideran que es una de las mayores razones por las cuales las personan recuperan los kilos rebajados. Al durar tanto tiempo sin comer determinado tipo de comida, cuando vuelven a ingerirla tienen una ansiedad acumulada por ella y se exceden en la frecuencia del consumo y las cantidades, comenzando así el efecto rebote de las dietas.

El ejercicio juega un papel muy importante en esta fase ya que nos encontramos con niveles muy altos de ansiedad, la cual nos desata las ganas de comer en exceso y el ejercicio ayuda a combatir esa ansiedad. Se deben programar planes de ejercitación acordes con los kilos que se quieren perder y de acuerdo al tipo de dieta que se lleva. No todos los entrenamientos van con todos los planes alimenticios, cada uno tiene sus objetivos y beneficios para zonas específicas del cuerpo y disminución de peso.

Si has decidido abandonar la dieta que estás siguiendo porque te parece muy estricta y pasas hambre, antes de abandonarla y tener que pasar por el temido efecto rebote de las dietas perdiendo todo lo conseguido, te recomiendo la lectura del artículo 5 snacks balanceados que te ayudarán a no perder la dieta, donde encontrarás unos complementos que puedes añadir a tu dieta para no pasar hambre y que puedas seguir con tu dieta habitual.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios