Remedios caseros para eliminar el dolor en las articulaciones

Si padeces de fuertes dolores en las articulaciones, tienes que probar alguno de estos remedios y sentirás un gran alivio.


Cómo eliminar el dolor en las articulaciones

A pesar de que comúnmente relacionamos el dolor de articulaciones con la artritis, esta no es la única causa que puede llevarnos a sufrir este molesto malestar. Lesiones, tendinitis, o esguinces son factores que pueden llegar a detonar el dolor de articulaciones.

Sea cual sea la causa, es importante conocer los remedios caseros que son efectivos para mitigar los dolores que nos impiden continuar con nuestra rutina diaria.


Remedios caseros para el dolor en las articulaciones

Sales de Epsom

También conocidas como sales de magnesio, las sales de Epson han sido utilizadas para tratar las dolencias causadas por la artritis y por reducir la inflamación de las articulaciones.

Entre otros beneficios se encuentran el alivio muscular, mejor circulación, piel más suave y disminución del estrés. Para hacer uso de sus beneficios debes añadir este ingrediente a un baño caliente y dejar que nuestra piel lo absorba.


Pasta de capsaicina

Es un remedio que favorece de manera notable la recuperación de las articulaciones, haciendo que el dolor desaparezca y aliviando la inflamación. Puedes conseguirla fácilmente en tiendas naturistas o bien prepararla tu mismo con la siguiente receta:

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de pimienta de cayena
  • 1 taza de aceite de semillas de coco
  • Media taza de cera de abejas

Procedimiento:

  1. En un recipiente de vidrio coloca todos los ingredientes y caliéntalo a baño maría
  2. Conforme se vayan derritiendo mezcla hasta lograr una consistencia uniforme
  3. Deja enfriar y aplica sobre las articulaciones afectadas
  4. Envuelve en una gasa y deja actuar por 40 minutos. Repite la aplicación de ser necesario hasta que desaparezca ese dolor en las articulaciones.

Corteza de sauce blanco

Esta corteza contiene una sustancia llamada Salicina que se utiliza por sus efectos analgésicos y antiinflamatorios.

La puedes consumir por medio de infusiones hirviendo 1 cucharadita de polvo de corteza de sauce blanco con un vaso de agua. Puedes añadir stevia para endulzar.


Crema de cúrcuma y jengibre

Por su alto contenido de gingeroles y shogaoles, el jengibre es un excelente antiinflamatorio mientras reduce la presencia de los químicos que generan el dolor en las articulaciones y en los procesos de artritis. La cúrcuma reduce la liberación de los mediadores inflamatorios y estimula la producción de cortisona.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de cúrcuma
  • 3 cucharadas de jengibre molido
  • 2 tazas de aceite de coco o almendras

Procedimiento:

  1. Coloca todos los ingredientes en un recipiente de vidrio y llévalo al baño maría.
  2. Bate constantemente hasta lograr una mezcla homogénea.
  3. Una vez que se haya enfriado aplica en las articulaciones y realiza masajes en forma de círculos.

Melaza y aceite de oliva

La melaza contiene tres de los minerales más importantes para el cuidado de las articulaciones: el magnesio, el calcio y el potasio. Por su parte, el aceite de oliva es conocido popularmente por su poder para proteger las articulaciones y evitar su deterioro.

Para utilizarla basta con que mezcles en partes iguales cada ingrediente hasta formar un gel que puedes aplicar en las articulaciones doloridas. Deja actuar y repite según consideres necesario hasta que el dolor en las articulaciones haya desaparecido por completo.

Otros remedios que te pueden interesar


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios