Cómo aliviar el dolor de cuello

Cómo eliminar el dolor de cuello fácilmente

El dolor de cuello es una molestia ocasionada cuando los músculos de dicha zona están contraídos o lastimados ya sea por una mala postura al dormir, por permanecer un prologado tiempo sentado o por algún traumatismo o enfermedad crónica, lo que dificulta el movimiento de la cabeza entre otras cosas.

No obstante, es una condición benigna generalmente que se puede tratar fácilmente con algunos remedios naturales con los que se puede mejorar notablemente.

Remedios para aliviar el dolor de cuello

Compresas con té de cáscaras de naranja

La infusión de cáscara de naranja tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias que se encargan de relajar la tensión muscular por rigidez en la zona cervical. Se aplica por medio de compresas calientes

¿Qué debes hacer?

  • Primero hierve varias cáscaras de naranja en agua y cuando se obtenga el té, se sumerge un pañuelo limpio en el líquido.
  • El té debe estar a una temperatura adecuada para la piel y aplicar la compresa sobre la zona afectada.
  • Repite la aplicación 2 o 3 veces al día.

Aceite esencial de lavanda

El aceite de lavanda cuenta con activos calmantes y antiinflamatorios que pueden ser de ayuda en la reducción de la rigidez y el dolor del cuello. Además, su aroma tan relajante sirve para controlar el estrés que se ocasiona.

¿Qué debes hacer?

  • Colocar un poco de aceite de lavanda en las palmas de las manos y frotarlo, después aplicarlo sobre el cuello dando un masaje ligero.
  • El masaje debe consistir en movimientos suaves durante 5 a 8 minutos, y repetirse dos veces al día si se considera pertinente.

Aceite de romero

El aceite de romero funciona como un poderoso analgésico que tras absorberse relaja los músculos que se tensaron en el cuello, se aplica acompañado de suaves masajes para favorecer la circulación y brindar una sensación de alivio.

¿Qué debes hacer?

  • Aplicar una cantidad pequeña del aceite y frotar directamente sobre el cuello y hombros dando masajes circulares suaves.
  • Evita dar demasiada presión porque podría empeorarse esta condición.
  • Repetir la aplicación dos veces al día como máximo.

Aceite de Árnica

El árnica es un relajante muscular muy poderoso que se usa de manera tópica y puede mejorar notablemente la salud del cuello. Disminuye la inflamación y reactiva la circulación para oxigenar los músculos afectados.

¿Qué debes hacer?

  • En una taza de agua tibia, agregar varias gotas de tintura de árnica y acto seguido aplicar con la ayuda de un pedazo de tela de algodón.
  • Dejar reposar durante 10 minutos y descansar recostado, repetir esta aplicación dos veces en el día.

Ejercicios y estiramientos

Los estiramientos y ejercicios de los músculos, son una solución increíble para calmar las dificultades de movimiento, así como también los dolores en el área afectada que en este caso se trata del cuello y la zona cervical. Estos ejercicios ayudan a que se restauren las funciones musculares, reduciendo drásticamente la carga que se tienden a sufrir por hacer esfuerzos físicos extras.

¿Qué debes hacer?

  • Rotación de omóplatos de forma circular.
  • Estiramiento de los músculos pectorales hacia arriba.
  • Flexión, extensión y rotación de la cervical.
  • Ejercicios isométricos.
  • Enfocarse en el fortalecimiento de los músculos de los hombros.
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Te puede interesar

Remedio para reducir el colesterol y desinflamar las articulaciones

Jarabe 2 en 1 para reducir el colesterol y desinflamar las articulaciones

Sigue estas instrucciones para elaborar un verdadero jarabe natural que puedes utilizar para reducir el colesterol y desinflamar las articulaciones al mismo tiempo.