Cómo hacer la dieta Mariscal

Adelgaza de forma natural con la dieta Mariscal

¿Que no te gustan las dietas? Mira, mira… seguro que cambias de opinión.

¿En qué consiste la dieta Mariscal?

En renunciar a lo que engorda; carnes grasas, azúcares, dulces, bollería y alcohol y en comer más verduras al vapor o hervidas, cereales integrales, carnes sin grasa, pescado blanco, fruta y productos lácteos desnatados.

Superado el primer mes de régimen, puedes añadir legumbres y pastas integrales una vez por semana y tomar un par de patatas al horno cada dos o tres días.

Debes comer cinco veces diarias, no pasar hambre y practicar ejercicio aeróbico a diario.

¿Para quién está recomendada la dieta Mariscal y cuales son sus beneficios?

Personas con sobrepeso. Para quien quiera aprender a comer correctamente, prevenir ganancias de peso futuras y mejorar su calidad de vida.

Te puede ayudar a mejorar tus hábitos alimenticios de por vida y a conseguir una pérdida del 10% de tu peso corporal en seis meses. Es una dieta equilibrada que incluye todos los aportes que el organismo necesita, mejora la tolerancia a la glucosa y disminuye el picoteo. Reduce los problemas cardiovasculares y el colesterol malo.

¿Qué tengo que hacer para hacer la dieta Mariscal?

Despídete de los azúcares extra, los aperitivos, las salsas, las comidas rápidas y los platos precocinados. Y acostúmbrate a hacer deporte: es el 50% del plan. La actividad física estimula de forma natural el metabolismo y el gasto calórico. Lo ideal es hacer 45 minutos diarios.

Recomendaciones para hacer la dieta Mariscal

Cocina con poco aceite, al vapor, a la plancha, en el horno o el microondas. Toma dos piezas de fruta y bebe 2 litros de agua a diario. Sube las escaleras andando, camina 45 minutos al día y hasta que no pierdas el tejido adiposo que te sobra no te aficiones a las pesas. Si cometes algún exceso, aumenta la actividad física de ese día.

Ejemplo de menú de una dieta Mariscal

  • Desayuno: Zumo de frutas, dos tostadas integrales con un poco de aceite de oliva y café con leche desnatada.
  • Media manaña: Una pieza de fruta, una coca-cola ‘light’ o un yogur desnatado.
  • Comida: Una fruta antes de comer, por su poder saciante. Primero: sopa o consomé de verduras desengrasado. Segundo: filete mediano de carne o pescado sin grasa, a la plancha o al horno. Sin guarnición.
  • Merienda: Tostadas integrales con queso de Burgos sin sal o jamón serrano, un yogur desnatado o una fruta.
  • Cena: Una ensalada aliñada con aceite, limón y hierbas, y una tortilla francesa o dos huevos revueltos. Una infusión.

Otros artículos que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Te puede interesar

Cuál es la cantidad de café que debes tomar al día

Cuál es la cantidad de café que debes tomar al día

¿Sabes cual es la cantidad de café que debes tomar al día?. Descubre qué cantidad de café no es bueno superar diariamente para no tener problemas de salud.