Nutrición

Dieta antifracaso

La dieta antifracaso

En muchas ocasiones es complicado seguir una dieta y muchos abandonan cuando comienzan un régimen y ven lo difícil que es perder peso. Pero para estos casos, tenemos la dieta antifracaso. Una dieta con la que no pasarás nada de hambre y que te será muy fácil seguir.


Esta dieta antifracaso es ideal para las personas que han abandonado en otras ocasiones pero aún así, quieren estar en forma y perder algunos kilos mientras llevan una alimentación saludable.

Aunque a simple vista pueda parecer una dieta estricta, la verdad es que a esta dieta antifracaso puedes realizarle alguna que otra modificación, siempre y cuando esté dentro de los cánones que te proponemos.

Menú semanal de la dieta antifracaso

Aquí te proponemos el menú semanal de esta dieta antifracaso, como verás no es nada difícil de seguir. ánimo!!

Lunes

Desayuno: Infusión con leche desnatada, una rebanada de pan de salvado o integral y un trocito de queso magro.

Media mañana: Un yogur o un vaso de leche desnatada.

Almuerzo: Caldo o sopa de vegetales, 2 rodajas finas de pescado blanco al horno, brócoli al ajillo y cóctel de frutas con un trocito de queso blanco.

Merienda: Infusión con leche desnatada y una copita de frutas de temporada.

Media tarde: Un zumo de frutas o infusión y media manzana o pera al horno con canela.

Cena: Caldo o sopa de hortalizas, salpicón «multicolor» con zanahoria, cebolla, tomate y huevo, ensalada «a todo verde» con lechuga, apio, puntas de espárrago y berro, de postre una rodaja de melón.


Martes

Desayuno: Infusión con edulcorante, mini-sándwich «light» con una rebanada de pan de salvado o integral, con una rodaja de tomate, una cucharada sopera de queso blanco descremado y un trocito de jamón cocido.

Media mañana: Batido de fruta, preparado con una fruta pequeña y un vaso medio de leche desnatada.

Almuerzo: Caldo o sopa de vegetales, pollo al grill con limón, ensalada tricolor con repollo blanco, tomate y rabanitos y de postre cóctel de cítricos: media naranja y medio pomelo rosado.

Merienda: Infusión con edulcorante o un vaso de zumo de frutas, una pizza pequeña hecha con una rebanada de pan de salvado o integral, una rodaja de queso crema, tomate y orégano, todo gratinado al horno.

Media tarde: Un yogur o leche cultivada desnatada con dos almendras fileteadas.

Cena: Caldo o sopa de vegetales, brocheta agridulce con cubitos de cebolla, ají, tomate, palmitos y zanahoria, ensalada de lechuga de escarola con pepinos y gelatina, yogur o batido sin azúcar.


Miércoles

Desayuno: Un vaso de zumo de naranja recién exprimido, un yogur desnatado (si quieres, con trozos de fruta) y una cucharadita de semillas de lino, sésamo o girasol.

Media mañana: Infusión con leche desnatada y una manzana.

Almuerzo: Caldo o sopa de vegetales, filete de merluza a la napolitana, ensalada de la huerta hecha con tomate, remolacha, judías, apio… Y de postre ciruelas frescas.

Merienda: un vaso de leche de soja y una rebanada de pan de salvado con queso blanco.

Media tarde: Infusión con leche desnatada y dos trozos de piña.

Cena: Caldo o sopa de vegetales, soufflé verde de espinaca, cebolla de verdeo y puerro con dos claras batidas a punto nieve y especias, un tomate de ensalada cortado al medio con orégano y un trozo de sandía.


Jueves

Desayuno: Infusión con leche desnatada, una rebanada de pan de salvado o integral tostada y una cucharada sopera de queso blanco descremado.

Media mañana: Un yogur o un vaso de leche desnatada y un vaso de zumo de naranja.

Almuerzo: Caldo o sopa de vegetales, milanesa de soja con queso magro gratinado al horno, ensalada de repollo, apio, zanahoria y arroz integral y de postre un helado, sí, sí, un helado (a ser posible sin azúcar).

Merienda: Infusión con leche desnatada, una rebanada de pan de salvado o integral tostado y media taza de ensalada de frutas con edulcorante.

Media tarde: Media manzana al horno espolvoreada con canela.

Cena: Caldo o sopa de vegetales, salteado de calabaza, acelga y huevo, ensalada «campestre» de berro, lechuga, col y apio y de postre una taza de uvas.

Viernes

Desayuno: Infusión con leche desnatada y una tostada con queso compacto magro.

Media mañana: Un yogur o leche desnatada con trocitos de naranja.

Almuerzo: Caldo o sopa de vegetales, un trocito de lomo a la pimienta, ensalada de palmitos, ají y tomate espolvoreada con albahaca y ajo picados y de postre medio pomelo con edulcorante.

Merienda: Infusión con leche desnatada, una rebanada de pan de salvado, integral o de centeno y una cucharada sopera de queso blanco descremado con ralladura de limón.

Media tarde: Una manzana asada, sobre la que podemos espolvorear cacao amargo para dar más gusto.

Cena: Caldo o sopa de vegetales, salpicón «con sabor a mar» de lechuga, tomate, zanahoria, aros de cebolla y palitos de pescado, aderezado con una cucharadita mayonesa light y una pieza de fruta de postre.

Sábado

Desayuno: Infusión con leche desnatada, tres galletitas de salvado, trigo o de avena y un trozo de queso o bien un par de cucharaditas de queso de untar.

Media mañana: Un vaso de zumo y miscelánea de frutas.

Almuerzo: Caldo o sopa de vegetales, un trozo de tarta de atún o caballa, ensalada de berro e hinojo, espolvoreada con ajo y perejil y de postre melón fresco.

Merienda: Un yogur descremado con frutas, una rebanada de pan de salvado o integral con queso compacto magro.

Media tarde: Un vaso de zumo de frutas y un barquillo de apio con queso y nuez picada.

Cena: Caldo o sopa de vegetales, salteado de verduras con clara de huevo, ensalada de hojas a elección y brocheta frutal «arco iris» de naranja, piña y kiwi.

Domingo

Desayuno: Infusión con leche desnatada, una rebanada de pan de salvado o integral y una cucharada de queso blanco descremado con frutillas fileteadas.

Media mañana: Un yogur o un vaso de leche desnatada con una cucharadita de semillas de lino, sésamo o girasol.

Almuerzo: Caldo o sopa de vegetales, suprema de pollo al orégano y ensalada de tomate.

Merienda: Infusión con leche desnatada, una rebanada de pan de salvado o integral y una cucharada de queso blanco descremado y una cucharadita de jalea.

Media tarde: Infusión con edulcorante y media taza de ensalada de frutas.

Cena: Caldo o sopa de vegetales, ensalada «nutritiva» con brotes de soja, pepino, zanahoria cocida, repollo y cubitos de queso crema y de postre mouse «refrescante» de cubitos de melón y sandía con yogur descremado o bien zumo de naranja.

Te recordamos que puedes hacer modificaciones leves a esta dieta, reemplazando algunos alimentos por otros del mismo género. Para asegurarte un éxito de esta dieta antifracaso, lo más importante es que tengas una constancia y no abandones al menos durante las 2 primeras semanas, luego verás resultados y eso te animará a continuar.

Te puede interesar

Una nueva forma de comer: La Antidieta

Cosas Femeninas

5 alimentos que ayudan a ganar masa muscular

Cosas Femeninas

Dieta para la gastritis

Cosas Femeninas