Cómo rejuvenecer el rostro de forma natural

Este remedio de tan solo dos ingredientes es perfecto para quitarte unos cuantos años en tu rostro de forma sencilla y eficaz.


Es indiscutible que el paso de los años deja huellas inevitables en la piel. Las arrugas se acumulan y el rostro pierde elasticidad y la lozanía de los años de la infancia y de la juventud. Pero el proceso no es uniforme y no tiene por qué ser temprano.

Hay fórmulas que ayudan a la piel a conservar su elasticidad natural y los laboratorios farmacéuticos lo saben muy bien. Por eso utilizan ingredientes que están al alcance de todos, los recombinan y ofrecen cremas y ungüentos comerciales que intervienen en el proceso, pero que generalmente tienen costos muy elevados.

Algunas personas acuden a tratamientos sumamente agresivos, que implican quemar la piel con calor o ácidos, microcirugías y otros métodos que maltratan al organismo con la esperanza de que al regenerarse quede mejor que antes. Estos tratamientos también suelen ser muy caros.


Las herramientas extraordinarias que ofrece la naturaleza

La naturaleza tiene todas las claves. Muchos modelos físicos de construcción provienen de la observación de estructuras existentes en el mundo natural. Sin ir más lejos, el vuelo de los aviones imita al de los pájaros. Los fármacos hacen lo mismo.

Por eso, para ayudar a la piel recomendaremos una mezcla que sólo requiere de 2 ingredientes. Dos elementos sencillos y naturales que se pueden adquirir a muy bajo precio en cualquier supermercado o farmacia:

  • Aceite de coco
  • Bicarbonato

Beneficios de los ingredientes

El bicarbonato es uno de los elementos más utilizados en el cuidado de la piel y de la salud. Sus propiedades como exfoliante suave son sumamente apreciadas y es conocida su capacidad antiséptica ideal para matar bacterias. Además, es capaz de eliminar células muertas, cuero cabelludo seco, cutículas y manchas de la piel.

Por su parte, el aceite de coco es una estupenda base grasa para que las partículas del bicarbonato puedan difundirse por la piel, además de ser un estupendo regenerador celular. Estudios demuestran que el aceite de coco mejora la hidratación de la piel y su contenido de grasa.

El aceite de coco contiene ácido láurico, que es capaz de eliminar bacterias, virus y hongos, convirtiéndolo en un excelente patógeno. La mezcla de aceite de coco y bicarbonato es una combinación muy efectiva.


La combinación perfecta para tu piel

Si se toma una parte de bicarbonato y a ella se añaden dos partes de aceite de coco, se logra una mezcla homogénea que permite eliminar todo tipo de impurezas y restos de maquillaje. También ayuda a exfoliar puntos negros y otras imperfecciones.

El modo de empleo es sencillo: una vez que se logra la mezcla, se aplica sobre la piel de la cara, especialmente en la zona “T” (frente, nariz y barbilla), masajeando en círculos durante algunos minutos. Este movimiento ayuda a la exfoliación.


Después se debe esperar unos 10 minutos para permitir a la piel nutrirse con los componentes beneficiosos del aceite de coco. Esos minutos servirán para hidratar, suavizar y oxigenar la piel. El último paso es retirar la crema con un paño y enjuagar la cara con agua tibia primero, y con agua fría después para cerrar los poros.

La aplicación de este tratamiento tres veces por semana es prácticamente gratuito y supone un merecido cuidado para la piel. En un mes se aprecian las diferencias, y al cabo de varios meses la piel luce mucho más joven.

Otros remedios para rejuvenecer el rostro


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios