Hogar

Cómo eliminar la humedad de nuestra casa

Eliminar la humedad de nuestra casa

La aparición de humedad en nuestras casas es un hecho desagradable y a la vez poco saludable. Produce cierto desagrado a los visitantes y por consiguiente una incomodidad hacia el dueño. En esta ocasión vamos a hablar de soluciones y remedios para eliminar la humedad de nuestra casa.


La humedad se puede producir por varias razones, pero las más comunes son por las bajas temperaturas y por alguna avería (techos, tuberías etc…). Lo malo de estas humedades es que producen hongos, siendo muy peligrosos para la salud de los habitantes de la casa. Por lo tanto, es aconsejable terminar de una vez por todas con la humedad en casa.


Remedios para eliminar la humedad de nuestra casa

En primer lugar es obvio que si la humedad que tenemos en casa ha sido provocada por una avería, primero tenemos que reparar esa avería y luego podemos seguir alguno de estos remedios y consejos para.

Vinagre blanco

A parte de eliminar la humedad de forma efectiva, el vinagre blanco además elimina los malos olores provocados por dicha humedad.

Tan solo tenemos que aplicar vinagre blanco en las zonas afectadas (paredes, armarios, etc…).


Sal

Es increíble pero es cierto. La sal es una sustancia muy absorbente y nos puede valer para absorber la humedad del ambiente de ciertas zonas de nuestra casa.

Deja un kilo de sal en un recipiente plano bien esparcida en la zona afectada y en pocos días notarás que la humedad desaparece. Si la sal se vuelve oscura y húmeda hay que cambiarla de inmediato para continuar con el proceso de absorción.

Harina de mostaza

Es prácticamente igual que con la sal. La harina de mostaza también tiene excelentes propiedades de absorción de la humedad.

Para aplicarla esparce harina de mostaza en un recipiente plano y déjalo cerca de la zona afectada. Tenemos que cambiar la harina de mostaza cada semana por una nueva.


Otros consejos para eliminar la humedad

  • Evitar colgar dentro de casa la ropa húmeda después de lavarla.
  • Abrir puertas y ventanas con frecuencia para que se ventile la casa y el aire pueda entrar a cada rincón de la casa.
  • Separar los muebles unos centímetros de las paredes para que el aire pueda entrar entre el mueble y la pared. Así evitaremos que la humedad se acumule.
  • Mantener una temperatura de calefacción correcta (entre 18 y 20 grados).

Te puede interesar

Truco para limpiar los fogones de la cocina

Cosas Femeninas

Remedios caseros para combatir las cucarachas

Cosas Femeninas

Trucos y consejos para cuidar la ropa

Cosas Femeninas