5 razones saludables por las que debes comer más fresas

Las fresas son muy buenas para la prevención del cáncer y de otras enfermedades. Conoce las razones por las que comer esta estupenda fruta.


Buenas razones para comer más fresas

Las fresas son frutas muy populares que tienen un sabor suave, dulce y además una textura jugosa que las hace ideales para integrarlas en cualquier dieta saludable. Por lo general se comen crudas, aunque también se pueden consumir como mermelada, jalea, jarabes o acompañadas con otros productos. De la forma que sea, ha muchas y muy buenas razones por las que debes comer más fresas, algunas de las cuales te las compartimos a continuación.


¿Por qué es bueno comer más fresas?

1. Las fresas ayudan a regular la presión arterial

Este es uno de los principales beneficios a la salud de las fresas. Su consumo regular ayuda incluso a prevenir problemas de hipertensión, sin mencionar que mantiene los niveles de oxigeno saludables en el torrente sanguíneo. Las fresas son también fuente importante de potasio que contribuye a disminuir los efectos del sodio.


2. Reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Gracias a que las fresas contienen una gran cantidad de antioxidantes, fibra, vitaminas y fitoquímicos, también son excelentes para equilibrar los niveles de colesterol en la sangre. Además ayudan a reforzar el musculo cardíaco reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Las fresas también tienen la capacidad de disminuir la respuesta inflamatoria dentro del cuerpo que a su vez es una de las principales causas de las enfermedades cardíacas.


3. Las fresas te ayudan a mantener la piel sana

Este es otro de los grandes beneficios de las fresas gracias a que contienen varios antioxidantes como la vitamina C, que básicamente ayudan a prevenir el daño en la piel y el cuerpo ocasionado por los radicales libres. Además la vitamina C contribuye a la producción de colágeno en la piel, que como sabemos es necesario para proporcionar elasticidad y resiliencia. Las fresas también te protegen contra los rayos UV-B y los efectos perjudiciales del medio ambiente.


4. Las fresas ayudan a combatir el cáncer

El consumo de las fresas se asocia con un menor riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer, incluyendo cáncer de esófago, cáncer de colon, cáncer de mama, cáncer de piel y cáncer de próstata. Debido a que las fresas contienen vitamina C, pueden contribuir a prevenir el cáncer ya que fortalecen el sistema inmune. Además, los antioxidantes se encargan de eliminar a los radicales libres, neutralizando los efectos potencialmente negativos sobre las células. Por otra parte, los fitoquímicos como la quercetina y el ácido alágico, tienen propiedades anticancerígenas suprimiendo el crecimiento de las células que provocan el cáncer.

5. Fortalecen el sistema inmunológico

Finalmente, las fresas son excelentes también fortaleciendo nuestro sistema inmunológico. Incluso, con una sola porción de fresas estamos recibiendo 51.5 mg de vitamina C, que es más de la mitad de lo que requerimos diariamente. Debido a que la vitamina C es un poderoso antioxidante, combate los radicales libres que eventualmente pueden dañar las células sanas, derivando en enfermedades cardíacas o incluso el cáncer. Además, el consumo regular de fresas puede ayudarnos a superar problemas de salud comunes como la tos, el resfriado y otras infecciones.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios