Nutrición

Claves para comer aperitivos sin engordar

Por aburrimiento o ya sea por ansiedad o tal vez por costumbre, hay muchas razones pero la mayoría de las veces, el problema empieza por seguir dieta inadecuada, con un tiempo entre comidas demasiado largo (o corto) pocos hidratos o fibra.

Según los expertos, el impulso de comer aperitivos muy seguido es algo nocivo ya que en la mayoría de los casos se ingieren alimentos poco saludables como los aperitivos de bolsa o las patatas fritas, además también están los llamados alimentos calóricos como la cerveza, aceitunas, chocolatinas, bollos o galletas que ayudan a pasar «el hambre» entre las comidas y estas a su vez suman calorías inservibles a tu cuerpo. Si estás a dieta debes prescindir totalmente de estos alimentos nocivos; si no, puedes tomarlos pero de manera muy esporádica. Nunca te acostumbres a comerlos siempre, ya que son muy perjudiciales para tu salud.


Comer aperitivos sin engordar

Aperitivos

Mantente atenta con las situaciones de riesgo

Existen diversas actividades que propician el hábito de comer impulsivamente, como aquellas que tienen relación con la cocina y las relaciones sociales. Ya sean cocineras, camareras o toda aquella que elabore comidas en casa, estas tienen más riesgo de sentir el gusto de comer algo por la necesidad de probar los distintos platos. También los ejecutivos y comerciales se encuentran a merced de los aperitivos a la hora de hacer negocios. Recuerda que una dieta adecuada y la voluntad de transformar este hábito en una fórmula más saludable puede alejarte de este riesgo.


La glotonería es cosa de las emociones

La ansiedad suele ser otro motor para el impulso de comer aperitivos, ya que normalmente usamos la comida como vía para calmarla. Si esto te pasa a ti, tu impulso es una respuesta a tus diferentes estados emocionales, de modo que la forma de atajar este hábito es recurrir a otros métodos que restablezcan tu equilibrio, así que puedes optar por técnicas de relajación, meditación, yoga y algunas técnicas de respiración, o simplemente tal vez quizás puedas descargar esa ansiedad mediante la actividad de ejercicios tales como correr, pasear o distraerte simplemente con otras actividades al aire libre, recuerda alejar tu mente y no pensar en nada que tenga que ver con la comida.


Trucos para evitar este problema

Primeramente haz un plan, no improvises nada y programa la comida de cada semana, también evita llenar la nevera, de lo contrario te sentirás tentada y caerás de nuevo en la misma rutina de siempre, como recomendación extra te sugerimos que evites las comidas precocinadas, ya que por lo general contienen mucha grasa, y por ultimo si no puedes evitar comer, puedes probar algún snack saludable elaborado con cereales y miel.

Te puede interesar

Beneficios de la sandía

Cosas Femeninas

Propiedades y beneficios del pepino

Cosas Femeninas

Propiedades y beneficios del pollo

Cosas Femeninas