Fitoterapia

La Cebolla y sus propiedades curativas

Remedios caseros con cebolla

Con el nombre científico la Allium cepa, o lo que es lo mismo y para que todos nos entendamos, La Cebolla, tiene su origen en Asia Central, extendiéndose su cultivo prácticamente hoy en día por todo el mundo. Sus principales compuestos son la alicina, aliína, ácido tiopropiónico, flavonoides y vitamina C. Sus usos en la medicina natural son muchos, desde los simples resfriados hasta los fuertes dolores de cabeza y de oídos.


Propiedades medicinales de la cebolla

Los compuestos sulfurados que contiene la cebolla tienen unos efectos antiinflamatorios muy eficaces, además, facilitan la curación en los tratamientos antiinflamatorios, estimulan la secreción de fluidos y de la orina.

Por otro lado contamos con la vitamina C, que nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunitario, que junto a los flavonoides que contienen las cebollas, son la mezcla perfecta para ayudar en los tratamientos contra los resfriados y la tos provocada por mucosas.


Leche o jarabe de cebolla para los resfriados

Para el tratamiento en los resfriados, no hay mejor remedio natural que el jarabe de cebolla. Consiste en pelar y picar una cebolla, cocerla a fuego medio junto con una taza de agua y 125 gramos de azúcar. Remover constantemente con una cuchara de madera hasta conseguir el espesor del jarabe. Colar y guardar en un tarro de cristal.

Para sentir rápidamente el alivio de los resfriados, tenemos que tomar de 6 a 8 cucharaditas de este jarabe de cebolla durante el día.

Y si lo que queremos es aliviar los síntomas de la tos, podemos tomar leche de cebolla. Para hacerla, picaremos dos cebollas sin pelar, cocemos junto con una cucharadita de miel, una ramita de tomillo, un clavo de olor y un poco de agua. Cuando empiece a hervir, retiramos del fuego y lo dejamos reposar tapado durante 12 horas. Transcurrido ese tiempo, lo pasamos por un colador y lo volvemos a hervir junto con una taza de leche.

Beberemos 3 vasos al día de este preparado de leche de cebolla y la tos desaparecerá por completo.


Jugo de cebolla para las picaduras de insectos

Las picaduras de insecto pueden ser muy molestas e incluso dolorosas. Para aliviar y curar las picaduras, pelamos y rallamos una cebolla.

Utilizamos la ralladura para aplicarla directamente sobre la hinchazón o picadura, aliviando el picor o el dolor en el acto.

Cataplasmas de cebolla para los dolores de cabeza y oído

Como ayuda adicional en los procesos de dolor tanto de oídos como de cabeza, tan solo tenemos que picar una cebolla y envolverla en una gasa que colocaremos en el oído que nos duele o en la nuca si se trata de un dolor de cabeza. Podemos sujetar la gasa con un gorro o una bufanda. Este proceso se puede hacer varias veces durante el día.


Otros beneficios de la cebolla

  • Alivia los síntomas de asma
  • Tiene una fuerte acción diurética
  • Su consumo está indicado para reducir la hipertensión
  • Reduce los niveles de colesterol y triglicéridos
  • Tiene efectos depurativos, siendo capaz de facilitar la eliminación de toxinas producidas por la digestión.

Para más información puedes visitar el artículo Beneficios de las cebollas.

Contraindicaciones de la cebolla

El consumo de cebollas no es aconsejable para personas que tengan un estómago delicado, ya que puede provocar molestias estomacales. Tampoco se recomienda el consumo de cebollas a personas que padecen de hemorragias internas.

Te puede interesar

Propiedades y beneficios de la valeriana

Cosas Femeninas

Propiedades y beneficios del té Matcha

Cosas Femeninas

Propiedades y beneficios del romero

Cosas Femeninas