Nutrición

Propiedades y beneficios del pollo

Propiedades y beneficios del pollo

En esta ocasión quiero mostrarte todas las propiedades y beneficios del pollo, ya que no solo nos favorecemos del mundo vegetal. Lo más importante a tener en cuenta es que para poder aprovecharnos de sus nutrientes debemos lograr consumir pollo fresco y lo menos industrial posible, para evitar caer ante las hormonas o la mala alimentación que utilizan para engordarlos.

Si logramos dar con pollos orgánicos entonces encontraremos innumerables cantidades de beneficios. Esto se debe al bajo contenido de grasas que ésta ave ofrece, y los altos niveles de proteínas que aporta, sin olvidarnos de las vitaminas y minerales que acompañan su composición natural.


Beneficios del pollo

Las proteínas del pollo son ideales para el desarrollo y el crecimiento muscular por ser carne magra, perfecto aliado en dietas para perder peso y tonificar.

Con el paso del tiempo nuestros huesos sufren el desgaste natural de la vejez, aunque a veces hay casos especiales que los debilitan, gracias a las proteínas también reforzamos la estructura ósea de nuestro cuerpo, más la musculación.

La vitamina B6 promueve las enzimas encargadas de las células que trabajan el metabolismo, quemando las calorías, manteniendo los niveles altos de energía y con los vasos sanguíneos limpios y sanos.


El selenio es un mineral esencial que, además de ayudar al proceso del metabolismo, también afecta al funcionamiento del sistema inmunológico de forma favorecedora.

Rico en fósforo, lo que indica que aporta nutrientes beneficiosos para nuestros huesos y dientes, en riñones e hígado, y permite mantener regulado el sistema nervioso central.

Actúa como antidepresivo ya que afecta directamente en el cerebro mejorando el estado de ánimo, porque aumenta los niveles de serotonina. Alimentarnos de pollo nos da una saciedad reconfortante por sus aminoácidos triptófanos.

Da salud a los tejidos cutáneos por ser rico en riboflavina o vitamina B2. Repara la piel seca y agrietada, reduciendo de gran manera las afecciones de la dermis. Esta propiedad del pollo la encontraremos en su hígado.

El pollo contiene todas las derivaciones de la vitamina A como retinol, beta-carotenos y alfa, lo que aumenta la calidad de la salud de nuestros ojos y su función visual.


¿Cómo escoger un pollo?

Que su piel se vea fresca, húmeda, sin manchas y de un rosado suave uniforme, sin plumas y que esa humedad no se sienta pegajosa. Los conservaremos en la nevera o en el congelador, pero nunca a temperatura ambiente y cuidar que no haga olor fuerte. Una vez descongelado comerlo lo antes posible.

Un buen caldo de pollo te salva de un resfriado y es de fácil digestión. Aporta muchos nutrientes y mantiene el intestino sano y limpio.


¿Cómo consumir el pollo?

Debemos darle una buena cocción y de sus órganos podremos conservar su hígado y su corazón. Hay tanta cantidad de recetas que incluyen el pollo que sería imposible enumerarlas, pero para lograr una dieta saludable lo mejor es no abusar de las grasas ni de la sal.

Al horno o hervido con caldo y en una sopa. Acompañado de verduras o de arroz.

Las propiedades y beneficios del pollo deben ser parte de nuestra dieta de manera regular.

Te puede interesar

La nutrición durante la menopausia

Cosas Femeninas

Beneficios del limón

Cosas Femeninas

Cítricos antiedad y antiresfriados

Cosas Femeninas