Belleza

Beneficios del cacao para la piel

Beneficios del cacao para la piel

Este fruto tropical es uno de los ingredientes más utilizados en la industria de la belleza y uno de los precursores de la cosmética gastronómica. Desde hace poco más de una década y tres mil años después de que los mayas descubrieran sus beneficios y lo bautizaran como “el alimento de los dioses”, la adicción al chocolate ha llegado a invadir los centros de estética y las casas cosméticas, gracias a que su principal componente, el cacao, el cual tiene una sorprendente cantidad de nutrientes y propiedades hidratantes los cuales son muy beneficiosos para la piel.

El cacao contiene 800 moléculas complejas con cualidades emolientes, hidratantes, tonificantes, regeneradoras y revitalizantes, de las cuales 30, entre las que se resaltan los antioxidantes naturales conocidos como flavonoides, son útiles para la piel.


Beneficios del cacao

De todo para la dermis

Se sabe que cada grano de cacao es rico en proteínas, vitaminas A, B, C, D, E, K, B1 y B2, minerales como el potasio, fosforo, cobre, hierro y magnesio, y que está compuesto en un 55% por lípidos. Por si esto fuera poco, el tónico del cacao es un quemador de grasas por excelencia y su vaina, aunque no su manteca, es rica en polifenoles, unos potentes antioxidantes que deben su fama a la capacidad que tienen de frenar el envejecimiento de la piel, especialmente la del rostro.

En resumen, los beneficios del cacao son muy amplios y van desde la hidratación y la tonificación, pasando por la regeneración y la revitalización, hasta la desintoxicación de la epidermis en todos sus niveles.

Hidratación y tonificación total

El cacao es uno de los pocos productos naturales en los que coexisten los aminoácidos, las proteínas y los minerales, lo que lo convierte en el tratamiento hidratante y restaurador perfecto para todos los tipos de piel.

Sobre las pieles secas, muy secas y dañadas, el cacao puro tiene un efecto humectante. A las que están estresadas y sin luminosidad, les devuelve el brillo a medida que las tonifica, gracias a su capacidad de compensar la descamación de la capa cómea.

Por su parte, las mascarillas de chocolate son excelentes para devolverle la humedad al rostro, elevar su nivel de hidratación y retardar la aparición de las temidas arrugas.


Líder desintoxicante

El colesterol esterilizado, glúcidos, lípidos, calcio, hierro, fosforo y el cobre que encontramos en el chocolate, ayuda a desintoxicar la piel compensando el estrés, la mala alimentación, los rayos solares, el cigarrillo y la polución a la que se ve sometida día tras día.

Adicionalmente, se ha demostrado que los polifenoles del cacao tienen cualidades conservantes y desintoxicantes que se resumen en su capacidad de captar y neutralizar a los radicales libres que son responsables de la reducción y el envejecimiento de las células de la piel.

La mayor fuente de antioxidantes se encuentra en el cacao en polvo, pero cualquiera de sus presentaciones (en jabón, cremas, mascarillas o emulsiones) es capaz de desintoxicar la dermis y de mantenerla joven, limpia y suave. Este es otro de los beneficios del cacao que debíamos de mencionar.

¡Sin arrugas ni celulitis!

El aceite de flor de cacao contiene elastina, que en combinación con algunas de sus proteínas, ayuda a fortalecer el colágeno de la piel, que a su vez la mantiene firme y libre de arrugas.

Los flavonoides que se encuentran en el chocolate son capaces de reducir significativamente la inflamación de los vasos sanguíneos y de mejorar la microcirculación y facilitar el drenaje de las capas más profundas y las más superficiales de la dermis, lo que lo hace ideal para reducir medidas y combatir la tan odiada piel de naranja.

Regenerador y revitalizante

Las cremas limpiadoras elaboradas a base de pulpa de cacao y sin preservativos son ricas en vitaminas A, B1, B2, B3 y C, principios activos capaces de aclarar la piel, dándole además una textura lisa y suave al rostro y el cuello.

Las cremas de cacao son excelentes para después de una larga exposición al sol, por su capacidad para reponer la energía termina y remineralizar el metabolismo enzimático, gracias a los oligoelementos que contienen.

Además de eliminar las células muertas, la exfoliación con chocolate y azúcar también abre los poros, permitiendo así que las bondades del cacao penetren fácilmente la piel, constatando así otro de los beneficios del cacao.

Los masajes de chocolate le devuelven la vitalidad a las pieles tensas, mientras que su delicioso aroma reduce el estrés.

Si estás interesada en el cuidado y mantenimiento de tu piel, te recomiendo la lectura del artículo Como obtener una piel perfecta con zumos verdes, donde encontrarás unas recetas especiales de zumos naturales para cuidar la piel desde el interior.

Te puede interesar

Trucos de belleza con limón

Cosas Femeninas

Cómo prevenir las arrugas en cuello y manos

Cosas Femeninas

Cambia tu imagen y renueva tu estilo

Cosas Femeninas