Beneficios del ajo

El ajo es algo más que un condimento en la cocina de todo el mundo, proporciona grandes beneficios para la salud y es un ingrediente importante en muchos remedios naturales.


Todos los beneficios del ajo

Los beneficios del ajo se han conocido y utilizado como parte de la medicina natural desde hace miles de años. Por un lado, es un potente antibiótico, así como un poderoso antioxidante que combate eficazmente las infecciones y enfermedades. El mejor momento para consumir este vegetal es a primera hora de la mañana debido a que el estómago está vacío y puede absorber la totalidad de los nutrientes que se encuentran en el ajo.

Existen documentos que nos enseñan cómo los utilizaban para fines curativos las grandes civilizaciones como los griegos, los egipcios, los romanos y los babilonios. La mayoría de los beneficios que nos aportan los ajos se deben sobretodo a un compuesto de azufre llamado alicina, el cual se origina cuando masticamos, machacamos o picamos un diente de ajo.


Los beneficios del ajo

El ajo es la mejor medicina natural para la hipertensión, ya que mantiene la presión arterial bajo control sin incurrir en efectos secundarios.

Por otra parte, no hay nada que impida la inflamación mejor que el ajo, lo que hace que este vegetal sea extremadamente beneficioso para las personas que sufren de artritis. Comer ajo en ayunas reduce eficazmente los síntomas de la artritis y el dolor en las articulaciones.

El ajo también previene las infecciones de varios tipos, incluyendo hongos, HPV y las infecciones bacterianas. Comer ajo regularmente todos los días puede ayudar a luchar contra estas infecciones más fácilmente.


Además, comer un diente de ajo en la mañana va a mejorar la función del sistema inmunológico y hacer que sea menos susceptible a las infecciones y las bacterias, lo que es especialmente importante si sufres con frecuencia de resfriados, alergias nasales u otras enfermedades.

Un único diente de ajo contiene 5 mg de calcio, 12 mg de potasio, y más de 100 compuestos sulfúricos, lo que hace que este vegetal sea muy superior a cualquier píldora o suplemento farmacéutico.

Por último, pero no menos importante, el ajo mejora la función pulmonar y evita una serie de enfermedades respiratorias como la neumonía, la bronquitis, congestión, tos, etc.

Si quieres un buen consejo, come ajo siempre que puedas para mejorar tu salud y prevenir muchas enfermedades. Aunque como casi todo alimento, también existen una serie de contraindicaciones a las que tienes que prestar cuidado y que puedes ver en este artículo: Las contraindicaciones que produce el consumo de ajo.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

327 shares

Comentarios

comentarios