Nutrición

Beneficios de la sandía

Beneficios de la sandía para nuestra salud

La sandía es una fruta que nos aporta gran cantidad de vitamina A, C, magnesio y potasio entre otros nutrientes. Además es una deliciosa fruta perfecta para mantenernos hidratados y refrescarnos en los días más calurosos del año. En esta ocasión vamos a explicar los maravillosos beneficios de la sandía.


Todos los beneficios de la sandía

Ayuda a bajar la hipertensión

El óxido nítrico se produce gracias a la citrulina y la arginina que contienen las sandías, y se encarga de potenciar el mantenimiento de las arterias y de los vasos sanguíneos, mientras que el potasio que nos proporciona la sandía se encarga de regular los líquidos del cuerpo. Con estas tres sustancias se puede obtener una ayuda para poder nivelar la hipertensión.

Aporta beneficios para el corazón

Comer sandía de forma habitual puede prevenir los ataques al corazón, puesto que contiene sustancias que combaten la acumulación de placa en las arterias. Además la sandía nos aporta citrulina y arginina, dos aminoácidos que se encargan del mantenimiento de la función cardiovascular en general.


Previene enfermedades oculares

La sandía contiene una gran cantidad de caroteno, una sustancia que nuestro organismo convierte en vitamina A. Esta vitamina potencia la producción de los pigmentos en la retina del ojo lo protege. La sandía también es una fuente de vitamina C, siendo un antioxidante perfecto para prevenir el problema de las cataratas.

Ayuda a bajar de peso

La sandía es una fantástica fruta que podemos incluir en cualquier dieta, ya que es baja en grasa y no aporta casi calorías. Contiene fitonutrientes y antioxidantes importantes para disfrutar de una buena salud y es un excelente diurético natural que nos permitirá eliminar toxinas de nuestro cuerpo.

Reduce el riesgo del cáncer de próstata

Según se ha demostrado en numerosos estudios, el licopeno tiene mucho que ver con la salud de la próstata y la prevención del cáncer de próstata. Esta sustancia se puede encontrar en la sandía a niveles incluso más altos que en los tomates.


Reduce la inflamación

Se ha demostrado que varias de las sustancias y nutrientes encontrados en la sandía ayudan a reducir la inflamación crónica, la cual puede ser causa de enfermedades como la diabetes, el asma, la artritis y hasta ciertos tipos de cáncer.

La sandía rejuvenece

Por el alto contenido en licopeno que se encuentra en la sandía, podemos decir que con tan solo tomar 2 raciones de sandía al día, nuestra piel rejuvenece, puesto que reduce en un 40% los daños que nos provocan los rayos del sol en la piel.

Calma la sed y aumenta la energía

Muchos deportistas prefieren comer o beber jugo de sandía porque les aporta una subida de energía de hasta un 25%, reduce tanto el dolor muscular como el ritmo cardíaco. y que además, les calma la sed.


Limpia los riñones y la vegiga

Gracias a su contenido alto en potasio, comer sandía reduce el ácido úrico en la sangre, ayudando a eliminar las toxinas de los riñones. La sandía en su mayor parte es agua, la cual nos permitirá hacer una buena limpieza de riñones y vejiga.

Ahora que ya sabes algunos de los beneficios de la sandía, seguro que la vas a incluir en tu dieta. Recuerda que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda comer 5 piezas de fruta al día. ¿Será la sandía una de las tuyas?

Te puede interesar

La cúrcuma y sus beneficios para la salud

Cosas Femeninas

Todo lo que tienes que saber sobre los helados caseros

Cosas Femeninas

Propiedades y beneficios del membrillo

Cosas Femeninas