Nutrición

Propiedades y beneficios de la alcachofa

Todos los beneficios de la alcachofa

Sí, podemos afirmar que la alcachofa es milagrosa. Sabemos que los griegos y los romanos ya la consumían, la consideraban un alimento muy preciado y no era para nada asequible.

La mejor alcachofa del mercado la reconocerás porque es la de hojas carnosas, color verde claro, de buen tamaño y gruesas yemas.


Propiedades de la alcachofa

Su composición química natural aporta a nuestro organismo vitamina A y B, potasio, hierro, sodio, magnesio, fósforo, y mucílogo (viscosidad vegetal que ayuda a transportar las propiedades antes mencionadas).

Este conjunto de vitaminas, minerales y antioxidantes se convierten en una mina de beneficios para nuestro organismo por lo que fácilmente podemos mejorar nuestra calidad de vida con tan solo consumirla de manera regular.


Beneficios de la alcachofa

  • En el sistema digestivo, sus propiedades nos ayudarán a combatir problemas relacionados con cálculos en la vesícula, reuma, y ácido úrico.
  • Nos sirve para controlar diarrea y estreñimiento.
  • Podremos tener controlado el colesterol, porque disminuye los triglicéridos en sangre provocando que el colesterol “malo” baje y aumente el “bueno” (HDL).
  • También nos ayuda con la tensión alta y mejora la arteriosclerosis.
  • Transforma el azúcar natural de los alimentos en energía.
  • Con sus beneficios diuréticos reduciremos la retención de líquidos, las toxinas, las grasas, la artritis, el problema de gota y enfermedades hepáticas.
  • Del mismo modo bajaremos de peso, ya que nos da sensación de saciedad y controlaremos el apetito.
  • Incluso nos ayudará a controlar ciertas células cancerígenas previniendo o mejorando enfermedades.
  • A los diabéticos les bajará el azúcar en sangre.
  • Y hasta de uso externo como colirio para los ojos, quitándoles sequedad y fortaleciéndolos.

La alcachofa es fácil de consumir

La alcachofa es sabrosa y fácil de preparar, ya que para poder disfrutar de sus propiedades no debemos agregarle más que aceite de oliva, limón o prepararlo en una infusión.

Por su puesto también podremos encontrar muchas recetas más elaboradas que las incluyan, pero a veces no hace falta complicarse ante un alimento tan completo y equilibrado.

Si limpiamos bien y dejamos solo el corazón podremos consumir las alcachofas crudas en ensaladas o platos fríos.

Si se quieren aprovechar un poco más las hojas entonces te recomiendo hacerlas al vapor, hervirlas con zumo de limón, hacerlas a las brasas o al horno con bastante aceite de oliva, o en una suave infusión que tomaremos media hora antes de cada comida, hirviendo 20gr de hojas limpias por cada taza de agua, por 10 minutos y dejando reposar.

Esta última forma de consumir la alcachofa es la que nos dará saciedad y nos ayudará luego al proceso digestivo de nuestro cuerpo.


La alcachofa es milagrosa

Resulta un gran manjar digno de consumir al menos una vez a la semana, desde ahora debemos agregar ésta y todas las hortalizas y frutas que podamos en nuestra alimentación, mejorará notablemente nuestro cuerpo ya que son los alimentos que más aportan a nuestro organismo de forma beneficiosa y con una manera de absorción más natural.

Te puede interesar

El increíble poder del higo: digestivo y regulador natural

Cosas Femeninas

Beneficios del agua con limón

Cosas Femeninas

15 superalimentos que te ayudarán a mejorar la función del cerebro

Cosas Femeninas