Salud

Beneficios físicos y psicológicos de ducharse con agua fría

Los mejores beneficios de ducharse con agua fría

Muchas personas deciden darse una ducha de agua fría al levantarse como mecanismo para terminar de despertarse. Sienten que esto les ayuda a realizar sus actividades con mayor agilidad y a sentir una sensación de frescura en todo el cuerpo que los revitaliza.

Curiosamente, en la antigüedad las personas se duchaban con agua fría porque hacerlo con agua tibia era muy costoso y complicado, así que se acostumbraron al agua fría sin saber los enormes beneficios que ello les aportaba.


Pero, estas no eran las únicas razones. Los griegos, y específicamente los espartanos, se duchaban con agua fría porque hacerlo con agua caliente era considerado un signo de debilidad, y como su cultura estaba dirigida a crear fuertes guerreros, ducharse con agua caliente era una acción impensable.

La realidad es que ducharnos con agua fría trae grandes beneficios a la salud, pues mejora el flujo sanguíneo debido a que activa el llamado proceso de vasoconstricción. Es decir, hace que los vasos sanguíneos y la piel se estrechen, produciendo un aumento en la presión y el flujo sanguíneo, lo que ocasiona que el oxígeno fluya mejor en todo nuestro organismo.

Además de ser muy placentero y de estimular la circulación de la sangre, ducharse con agua fría fortalece nuestro  sistema inmunológico, mejora la concentración, reduce inflamaciones, favorece la eliminación de toxinas e incrementa los niveles de testosterona.

A continuación te explicamos con todo detalle por qué deberías ducharte con agua fría todos los días.


Beneficios físicos de ducharse con agua fría

Mejora el funcionamiento de tu corazón y el sistema nervioso

Ayuda a un mejor funcionamiento de tu corazón, debido a que la presión del agua sobre tu cuerpo hace que tu corazón lata con mayor rapidez, ocasionando que éste envíe mayor cantidad de sangre a tus músculos y órganos vitales.

Si alternas agua caliente y fría estimularas la circulación y también hará que tu sistema nervioso funcione mejor.

Ayuda a tu sistema linfático

Las duchas con agua fría ocasionan contracciones, ayudando al sistema linfático a expandir líquido por todo el cuerpo. Cuando el sistema linfático funciona de manera inadecuada, el líquido se acumula en las extremidades, generalmente en los pies, lo que resulta muy dañino para la salud.


Desintoxica tu cuerpo

El agua fría promueve la eliminación de las toxinas que se encuentran en la piel, evitando la aparición de enfermedades cutáneas graves.

Incrementa el metabolismo

El frío incrementa la tasa metabólica. Cuando la temperatura del agua es fría, el organismo debe hacer un esfuerzo extra para regularla, lo que le exige un mayor consumo de calorías. Esto podría ayudarte a adelgazar de forma moderada pero constante.


Beneficios psicológicos de ducharse con agua fría

Mejora tu humor

El agua fría estimula la secreción de noradrenalina, sustancia directamente relacionada con la mejora de los estados de humor y de la depresión.

Tolerancia al estrés

Exponer el cuerpo a agua fría mejora la capacidad de las personas para controlar el estrés y la ansiedad. También les ayuda a mejorar la calidad del sueño porque les ofrece sensación de bienestar y relax inmediata.

Mejora la concentración

Las duchas de agua fría mejoran la capacidad de concentración en las personas, pues los relajas y les permite pensar con mayor claridad.

Te puede interesar

Remedios caseros para aliviar la urticaria

Cosas Femeninas

¿Qué son los cálculos biliares y por qué son tan comunes en las mujeres?

Cosas Femeninas

Síntomas que indican la presencia de quistes en los ovarios

Cosas Femeninas