Cómo bajar de peso de forma saludable después del parto

Bajar de peso de forma saludable después del parto

Todas las mujeres del mundo, hasta la más guapas y famosas suben de peso unos kilos y después del parto toca bajarlos. Sin embargo, justo después del parto entramos en el periodo de lactancia en el cual debemos comer muy bien para poder estar al 100% para nuestro bebé. Además, sus cuidados durante los primeros meses son tan agotadores que el tiempo que te sobra no querrás invertirlo en hacer deporte sino dormir.

A la hora de amamantar a nuestro hijo, el cuerpo es capaz de perder hasta 800 calorías por lo que las ganas que tiene la madre de comer después son muy grandes. ¿Cómo Bajar de peso?

Cómo bajar de peso de forma saludable después del parto

Anticípate

Ya sabes que después de darle el pecho a tu bebé te va a dar hambre, por lo que debes anticiparte a este tipo de antojos y prepararte una gran ensalada con un poco de atún y quitar todo lo demás de tu alcance. Esto hará que cuando te dé hambre, lo primero que hagas sea ir a la nevera a por tu ensalada, evitando comer cosas que realmente te hagan subir de peso.

Come más veces pero menos cantidad

En la mayoría de los casos, las subidas de peso no se deben a picar entre horas como muchas personas piensan, sino a todo el tiempo que pasamos sin comer y que hace que cuando nos sentemos en la mesa comamos como náufragos.

La clave está en comer al menos 5 o 6 veces al día, pero la mitad de lo que comeríamos de una sola vez.

Saca de tu vida por un tiempo algunos alimentos

Esto no quiere decir que nunca puedas volver a comer una barra de chocolate, pero al menos si debes sacar algunos alimentos de tu vida mientras estás perdiendo el peso que quieres. Por ejemplo, el chocolate, las grasas trans o el alcohol deben salir de tu vida rápidamente.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Te puede interesar

Flujo vaginal abundante durante el embarazo

Flujo vaginal abundante durante el embarazo

Durante el periodo de embarazo puede ser normal el aumento de flujo vaginal. Muchas mujeres se pueden preocupar con este síntoma, pero lo cierto es que en la mayoría de los casos no hay que preocuparse.