Fitoterapia

La Aquilea y sus beneficios curativos

Propiedades y beneficios de la aquilea

La Aquilea o Achillea millefolium, como se conoce científicamente, es una planta originaria de Europa que se ha ido extendiendo por América del Norte y por otras regiones. También es conocida con el nombre de Milenrama o Hierba de Carpintero.

Desde hace 3.200 años ha sido utilizada para el tratamiento de quemaduras leves y heridas abiertas en la piel, sobretodo para detener su sangrado. Posteriormente se han descubierto otros beneficios de esta maravillosa planta.


Efectos medicinales de la Aquilea

Calma el dolor de estómago

Se ha comprobado en numerosos estudios, que la aquilea contiene propiedades beneficiosas para el tratamiento de los dolores de estómago producidos por malos hábitos alimentarios, así como los provocados por la menstruación. Además tiene unos buenos efectos diuréticos.

Para aliviar los molestos dolores abdominales, añadimos 1 cucharadita de aquilea en una taza de agua caliente, dejamos reposar tapado durante 10 minutos y colamos con la ayuda de un colador. Esta infusión la podemos tomar a diario, pero no es recomendable tomar más de 2 tazas al día.


Mejora la circulación sanguínea

Otro de los beneficios que puede proporcionar la planta de aquilea, es la estimulación sanguínea, ya que consigue que la sangre fluya con normalidad, llegando a cada rincón de nuestro cuerpo.

Para mejorar la circulación sanguínea, preparamos una infusión calentando 2 tazas de agua. Cuando comience a hervir el agua, añadimos 2 cucharaditas de aquilea y 1 cucharadita de espino albar. Retiramos del fuego y dejamos reposar tapado durante 15 minutos. Después colamos y consumimos aún estando tibio.


Tratamiento de heridas y quemaduras leves

Como nuestros antepasados hacían, se puede utilizar la aquilea para cicatrizar heridas y quemaduras leves. Para ello lo vamos a utilizar como cataplasma directamente sobre la herida o quemadura. Primero ponemos 2 tazas de agua a calentar y cuando esté el agua hirviendo, añadimos un puñado de aquilea y retiramos del fuego. Esperamos 5 minutos, empapamos con el líquido un paño de lino o una gasa y lo colocamos en la zona afectada cuando aún esté tibio.

Para más información sobre los tratamientos naturales para las quemaduras leves, puedes visitar el artículo Remedios Caseros para las quemaduras leves.


Calma los dolores de reumatismo

La aquilea tiene efectos calmantes para los dolores relacionados con reumatismo, gota y neurosis, aliviando los síntomas de forma efectiva incluso durante días. Tan solo debemos añadir un puñado de aquilea en 2 tazas de agua hirviendo, retiramos del fuego y dejamos reposar durante 3 horas tapado. Colar y añadir la decocción al agua caliente del baño.

Si la zona a tratar son las manos o los pies, lo pondremos en un recipiente donde podamos sumergirlos durante 10 minutos. Si queremos tratar zonas más extensas como piernas, espalda y hombros, lo mejor es preparar más cantidad duplicando las cantidades antes descritas, llenamos la bañera de agua caliente y añadimos la decocción. Igualmente sumergimos todo el cuerpo y estaremos 10 minutos.

Te puede interesar

Beneficios de la menta para nuestra salud

Cosas Femeninas

Propiedades y beneficios de la manzanilla

Cosas Femeninas

Propiedades y beneficios del orégano

Cosas Femeninas