Salud

Remedios caseros para las aftas bucales

Remedios naturales para las aftas bucales

Hay distintos factores que pueden causar las aftas bucales tales como una prótesis dental mal colocada, cepillado agresivo, traumas como mordeduras en la parte interna de la mejilla o labio, estrés, alergias a ciertos alimentos, entre otros.

Para aliviar el malestar y el dolor de las aftas en la boca, se pueden aplicar cualquiera de los siguientes 18 remedios caseros para las aftas bucales que son infalibles para que esta condición desaparezca y puedas comer tranquilamente sin restricciones.


Remedios caseros para las aftas bucales

  • Coloca sobre el afta con un bastón de algodón un poco de azúcar de leche, esta se puede adquirir en farmacias botánicas.
  • Aplicar un poco de mostaza molida directo sobre el afta por tres veces al día. Este remedio es un poco doloroso pero es de los más efectivos.
  • Enjuaga la boca con infusiones de caléndula tres veces por día hasta que desaparezcan por completo.
  • Enjuaga la boca con un compuesto de sal marina y agua o una cucharada de bicarbonato de sodio disuelto en agua, haz gárgaras de un minuto después de cada cepillado.
  • Ingerir té de salvia con miel tres veces por día es un remedio excelente.

  • Enjuagar la boca con 15 gramos de hojas de tallos de zarzamoras introducidos en agua hirviendo y después de tapar el recipiente y dejarlo reposar durante 10 minutos como una infusión.
  • Con agua de carabaña, hacer dos enjuages por día durante 4 días.
  • Después de cada comina comerse una manzana, las cuales tienen numerosas propiedades y entre ellas está que ayuda a eliminar las aftas de la boca.
  • Dar ligeros toques con un gel de áloe vera directo sobre la zona afectada. Hacer también un enjuague bucal de dicho producto diluyéndolo en agua después de cada cepillado.
  • Masticar un poco de melaza y mantenerlo en la boca justo en el área donde se encuentra el afta.

  • Hacer un enjuague bucal con una solución hecha a base de una cucharada de cáscara de granada previamente rallada y hervida en aproximadamente una taza de agua.
  • Frotar con una bolsa de té las aftas o beber una infusión de manzanilla.
  • Colocar agua oxigenada directo en cada afta.
  • Hacer enjuagues con infusiones a base de romero y utilizarlo después de cada cepillado de dientes.
  • Partir por mitad dos limones, extraer el zumo y diluir en media taza de agua. De inmediato enjuagar la boca, realizar este procedimiento por tres veces al día hasta notar resultados.

  • Moler dos dientes de ajo y mezclarlos con una cucharada de sal. Aplicar este preparado sobre el afta y dejarlo actuar durante dos minutos, pasada media hora enjuagar con agua la boca.
  • Extraer el jugo de un puño de moras y mezclar con una cucharada de agua oxigenada. Después, aplicar el líquido que resulto mediante pinceladas en la zona afectada por las aftas.
  • Aplicar con un bastón de algodón, un poco de aceite de árbol del té directo en el área afectada por 3 veces al día. Este remedio cuenta con propiedades analgésicas, cicatrizantes y antisépticas.

Ahora que ya sabes unos cuantos remedios para el tratamiento de las aftas bucales, seguro que dejarás de padecer esos molestos síntomas, todo ello con productos naturales que muchos de ellos ya tenemos en nuestro hogar.

Te puede interesar

Cura las infecciones bucales con agua de tomillo

Cosas Femeninas

¿Cómo evitar los infartos?

Cosas Femeninas

Celulitis infecciosa en mujeres: cuáles son sus síntomas y factores de riesgo

Cosas Femeninas