Cómo comenzar un estilo de vida fitness

6 consejos para comenzar un estilo de vida fitness

Empezar a comer saludable y balanceado y hacer de esto un hábito rutinario junto al entrenamiento diario en el gimnasio, no es tarea fácil.

Si eres de las personas que aman comer de todo, que aman el azúcar y los carbohidratos, y que quisieran empezar a hacer ejercicios pero que no consideran que tengan la suficiente fuerza de voluntad para ello, ¡atención! te recomendamos que sigas estos 6 consejos.

Buenos consejos para comenzar un estilo de vida fitness

Limpia tu nevera y despensa

Elimina todos los detonantes, esas cosas que te tientan y que te sacan del carril. La fuerza de voluntad es limitada y tendemos a sobreestimarla.

En un momento de debilidad, como aburrimiento, estrés, mal humor, tristeza o depresión, tendemos a refugiarnos en la comida. Entonces si no tienes la comida dañina a la vista, es menos probable que te vayas a salir de tu dieta.

Ve al supermercado

Ahora que limpiaste la nevera y la despensa, es hora de ir al supermercado y llenar ese carrito de cosas saludables que van a ser tus aliados en este nuevo proceso. Compra muchas verduras, frutas, proteínas magras animales, cereales integrales naturales (como avena y arroz integral), tubérculos (batata o camote, también plátano). Trata de que todo lo que compres sea natural y minimiza la comida procesada.

Haz una lista

Saca una libreta y anota todas esas metas que tienes. Esto te ayudará a concretar mucho más tus ideas. Si de verdad quieres empezar el gimnasio, anótalo. Si quieres perder diez o veinte kilos, anótalo también. Además, apunta todo lo que sabes que haces mal: “No terminar el ejercicio” o “comerme la torta o completa”, lo escribes y le pones una gran x roja al lado.

Aunque creas que estas cosas no importan, la verdad es que te ayudarán a visualizar en qué estás fallando y qué debes corregir.

Haz pequeños cambios

Ve poco a poco. Pequeños cambios dan buenos resultados. Cuando queremos hacer muchas cosas a la vez tendemos a abrumarnos y a tirar la toalla. Por ejemplo: la primera semana solo puedes dejar las harinas refinadas y el azúcar; la semana siguiente, aumenta el consumo de vegetales y de agua; la próxima, en lugar de hacer hacer tres comidas grandes al día, haz cinco pequeñas cada tres horas porque esto va a ayudar a controlar tu apetito.

Asegúrate de incluir proteína en cada comida, minimiza los carbohidratos como pan, pasta y arroz. Así vas a ver que poco a poco, los resultados llegan. Tienes que ir formando hábitos y esto se hace a largo plazo, no es de un día a otro.

Incorpora el ejercicio

Trata de hacer ejercicios de fuerza y cardiovascular. Los de fuerza van a mejorar tu metabolismo, lo van a reparar, vas a construir y fortalecer masa muscular.  El cardio te va a permitir quemar más calorías y grasas.

Aunque no lo creas, el ejercicio te ayuda a portarte mejor con la dieta, porque después de estar una hora sudando, vas a pensar muy bien para comerte una cosa que no debes, como un postre súper calórico. La dieta y el ejercicio son un matrimonio inseparable.

Enfócate en el proceso

La disciplina, dedicación y constancia, son claves en este proceso que será nuevo para ti. Es importante que entiendas que todo cambio importante se empieza a notar a las 12 semanas. La disciplina es hacer eso que sabes que tienes que hacer, aunque no tengas muchas ganas de hacerlo.

Recuerda que el entusiasmo con el que arrancas y esa emoción del principio, tienen una fecha de vencimiento, porque no siempre te vas a sentir así. Entonces ahí es cuando tú te aprietas los pantalones, te pones un poco exigente contigo misma y haces lo que tienes que hacer.

Debes tener muy claro que esto es un estilo de vida y no es una carrera a corto plazo. Los grandes resultados necesitan de mucha dedicación así que ten paciencia y ojo: no te compares con nadie, porque cada cuerpo y cada proceso son diferentes.

Otros artículos que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Te puede interesar

Buenos consejos para empezar a hacer ejercicio

Consejos para empezar a hacer ejercicio

Todos sabemos que el ejercicio físico es muy importante para gozar de una buena salud. En esta ocasión queremos compartir unos buenos consejos que te pueden servir.